Mi experiencia con las editoriales tradicionales

Como puede haberles pasado a muchos aquí, a mí también me rechazaron varias editoriales tradicionales.

Sí, hasta a los mejores los rechazan. O eso me han comentado los mejores.

El caso es que intenté publicar mis obras por la vía tradicional y la cosa no funcionó. 

Lo intenté en varias editoriales y siempre se repetían los dos mismos patrones:

  • O me rechazaban.
     
  • O no me contestaban nunca.

Y, claro, uno se cansa de insistir. También es cierto que no soy la persona más persistente del mundo.

¿Que si hubiese insistido más y no me hubiese rendido habría llegado mi oportunidad? Pues, posiblemente sí. O posiblemente no.

Todas esas historias de personas que han conseguido publicar su libro tras años de lucha son admirables, pero representan la excepción de la norma. 

Hace años, la gente estaba más dispuesta a ello, ya que era la única forma de ver publicado su libro. Por suerte o desgracia, Internet ha facilitado las cosas y, hoy en día, publicar está al alcance de un par de clicks.

Mi estrategia siempre se ha basado en que, si las editoriales quieren fiabilidad sobre mi obra, tendré que dársela. Y, no se me ocurre mejor manera que a través de Amazon.

Por eso publico en Amazon. Porque es cómodo y, si se hacen las cosas bien, pueden conseguirse bastantes ventas. Y las editoriales quieren ventas, por lo que te mirarán con mejores ojos.

Creo en ese camino y, por eso, ayudo a otros a recorrerlo. Si quieren. Y si quiero yo.

Si eres de los que quieres, puedo ayudarte haciendo click en el botón. Si eres de los que no, considera por qué estás leyendo esto (¿quizá quieras y no lo sabes? Mmm…).

P.D.: la lista de las editoriales que no contestaron o rechazaron mi obra es larga: Blackie Books, Urano, Planeta, Ariel… 
La cosa es no rendirse y buscar otras vías. Con suerte, más pronto que tarde sonará la flauta.

– Javier Teja

Cómo aplicar «Independízate de Papá Estado», de Carlos Galán

inversion

En este post hablaremos de “Independízate de Papá Estado”, de Carlos Galán. En esta obra, Carlos nos da las claves básicas para empezar a invertir en fondos indexados, como una forma segura de garantizar que nuestro dinero crezca a lo largo del tiempo.

Hoy veremos cómo invertir nuestro dinero de forma eficiente, siguiendo los consejos de Carlos. Y, al final, te comentaré cómo invierto yo en fondos indexados.

¿Quién es Carlos Galán?

Carlos Galán estudió Economía en la Universidad de Zaragoza, donde consiguió ser el mejor alumno de la promoción. Tras ello, pasó por la Universidad de San Diego en California, Estados Unidos.

Con una vida ligada al mundo de la economía y las inversiones, Carlos tuvo la oportunidad de ver cómo funciona realmente el mundo de la bolsa desde dentro y de una manera profesional, al trabajar en el departamento de análisis de renta variable (Equity Research) del banco BBVA. Tras esta primera experiencia laboral, decidió recorrer el Sudeste Asiático durante 3 meses.

A la vuelta de este viaje, (febrero de 2015) se propuso escribir un libro con sus aprendizajes. Y, así, nació “Independízate de Papá Estado”.

Lecciones de la “Independízate de Papá Estado”

Tras esta breve introducción, pasemos al juego del asunto: ¿cómo va a ayudarte este libro a comenzar tu aventura como inversor? Tras muchos años probando, Carlos ha reunido todas las lecciones en su obra. 

Y, como principio fundamental, Carlos recomienda pagarte a ti primero: “después de pagar “tu propia factura” (aquello que destinarás a inversión) podrás gastar sin remordimientos el resto de tu dinero, sabiendo que no necesitas “ahorrar” para el futuro.”

El sistema que propone Carlos es simple: invertir en opciones rentables y seguras a largo plazo (fondos indexados), a través de aportaciones mensuales automatizadas. A continuación, veremos cómo hacerlo.

5 Principios Básicos para la inversión

  1. Necesitas un sistema que no dependa de ti ni de tus emociones: tu dinero no puede depender de tu estado de ánimo ni de tus opiniones. Tienes todas las de perder. Por tanto, el éxito pasa por eliminarte a ti mismo de la ecuación, diseñando un sistema automático que invierta “pase lo que pase”.
  2. Nadie sabe lo que va a pasar: nadie sabe si el punto en el que estamos es un máximo o es un mínimo. ¿Solución? Invertir siempre, cada mes o cada semestre o cada año, “pase lo que pase”. Como un ordenador. Sin sentimientos. 
  3. Hay que diversificar: acepta y asume que no tienes ni idea de lo que va a hacer el mercado.
  4. En bolsa compites desde el principio contra los mejores: desde el primer día compites contra los mejores del mundo. Y el problema es que la bolsa mueve mucho dinero. Y eso atrae no solo a los mejores inversores sino a las mentes más brillantes del mundo. Así que pensar que vamos a “ganar al mercado” (a estos profesionales) es bastante presuntuoso.
  5. La única estrategia realmente consistente para hacerse rico en bolsa es dejar pasar el tiempo: el interés compuesto surge cuando los intereses de una inversión son reinvertidos para obtener más intereses en los siguientes años produciendo un crecimiento acelerado.

(Extraído de “Independízate de Papá Estado”)

El triángulo de las inversiones

Todas las inversiones se rigen por el triángulo de la rentabilidad-liquidez-seguridad. Para conseguir “más” de una de estas tres propiedades hay que perder de una de las otras dos.

Por tanto, no te dejes engañar por aquellas inversiones que te prometen el oro y el moro sin ningún riesgo. Si hay una alta rentabilidad, tiene que existir un riesgo, por pequeño que sea. Cuando entiendas este principio, te darás cuenta de que las inversiones no son más que un juego del riesgo que estás dispuesto a soportar en cada momento, según la rentabilidad que quieras alcanzar. 

La bolsa (no) siempre sube

A pesar de la evidencia histórica, que quede claro, no es seguro que la bolsa siempre suba. Como bien dice Carlos, lo único seguro en esta vida son la muerte y los impuestos. Por tanto, la diversificación de tu cartera de inversiones es crucial.

Si diversificas mundialmente es (casi) imposible que pierdas dinero a largo plazo. Y, si estás perdiendo, podemos estar seguros de que el mundo está muy, muy mal. “Y, por tanto, seguramente, la bolsa habrá sido un buen refugio para tu dinero. Ten en cuenta que, cuando inviertes en bolsa, inviertes en negocios, en empresas. Y las empresas son competitivas por definición y se adaptan muy rápido a los cambios del mercado.”

¿Cómo invierte Carlos Galán?

Tras estas lecciones básicas, Carlos nos revela algo que muy pocos hacen: su forma de invertir, así como sus preferencias de inversión. Como él mismo dice, no existe un método o fórmula para alcanzar la mejor inversión, pero tener claras las reglas del juego nos permitirá decidir sabiamente.

Para empezar, veamos qué son los fondos de inversión, aquellos instrumentos que Carlos utiliza para invertir. 

¿Qué es un fondo de inversión?

Un fondo de inversión es una institución de inversión colectiva (IIC ). Consiste en agrupar el dinero de muchos inversores con el objetivo de aprovechar las “economías de escala”. Es decir, aprovecharse de un mayor tamaño y poder de inversión. Así, es posible contratar un gestor profesional que se encargue de manejar las inversiones, diversificar y abaratar los costes.

Ventajas de los fondos de inversión:

  • Permiten diversificar fácilmente.
  • No tienen comisiones ni de compra ni de venta ni de mantenimiento, por lo que podemos comprar en pequeñas cantidades de forma periódica (mensualmente, por ejemplo).
  • Reinvierten los beneficios y dividendos automática y gratuitamente.
  • Son eficientes fiscalmente: los fondos son traspasables a otros fondos sin necesidad de tributar en el IRPF .
    • Ejemplo: si compras un fondo a 6 euros y lo traspasas a otro fondo cuando su cotización alcanza los 8 euros (quizá porque consideras que ya se ha revalorizado lo suficiente y ves otro fondo con mayor potencial), la plusvalía quedará “latente” y todavía no pagas impuestos. Esto se puede retrasar “sine die”, permitiendo que tu capital siga aumentando sin pasar por el fisco. Cuando lo vendas, deberás pagar una cuota, cuya cuantía se sitúa sobre el 20%.

Nuestro aliado: los fondos indexados

Los fondos de inversión indexados son aquellas instituciones de inversión colectiva cuya política inversora trata de replicar un determinado índice. O lo que es lo mismo, que buscan replicar la actuación de un determinado índice (como el IBEX 35 español o el DAX alemán), consiguiendo una rentabilidad anual media del 6-7%.

Antes de explicar por qué los fondos indexados son la elección de inversión de Carlos, conviene distinguir entre fondo indexado y de gestión activa.

  • El fondo indexado (de “index” o índice): tiene como objetivo replicar a su índice de referencia y lo consigue el 100% de las veces (por ello, ni gana ni pierde en relación al índice).
  • El fondo de gestión activa (como la mayoría de fondos comercializados por los grandes bancos): tiene como objetivo superar al índice de referencia. Hay un gestor profesional que gestiona “activamente” las posiciones del fondo . Es decir, existe una persona pendiente las 24 horas del mercado. Por esa gestión se paga un dinero (la media suele ser un 1,5% anual del patrimonio depositado en el fondo).
    • En opinión de Carlos, estos fondos no merecen la pena por el simple hecho de que, a largo plazo, nadie sabe cómo se va a comportar el mercado. Por mucho que tengas al mejor gestor del mundo de tu lado, es imposible que no cometa errores.

Ventajas de los fondos indexados

  • Te permiten invertir en una gran cantidad de empresas por un capital mínimo (en algunos casos, inferior a los 150€).
  • Al seguir un índice, su rentabilidad mantiene un crecimiento constante, amortiguando las subidas y bajadas del mercado.
  • En determinados gestores, tu cartera se reajustará automáticamente, ahorrando horas y dolores de cabeza.
  • A menos que vendas, no tienes que tributar por los traspasos entre fondos.
  • EL MÁS IMPORTANTE: te permiten utilizar a favor el interés compuesto.

¿Cómo invertir en fondos indexados?

A la hora de invertir globalmente, Carlos sigue la siguiente estrategia: 

  • RENTA VARIABLE (Bolsa): 
    • Países desarrollados: Estados Unidos / Norteamérica, Europa y Japón (+ Oceanía).
    • Países emergentes: Asia emergente, Latinoamérica, (África) y (algunos países de Europa del Este). 
  • RENTA FIJA (Bonos) 
    • Renta fija de gobiernos (bonos del Estado): De distintos países del mundo.
    • Renta fija corporativa (bonos emitidos por empresas): De distintas empresas del mundo.

Diferencia entre renta fija y renta variable: se llama productos de renta fija a bonos/letras que tienen un rendimiento “fijo”: unos intereses y una devolución del capital previamente pactados en unas fechas concretas.

Los instrumentos de renta variable (las acciones), por el contrario, tienen un rendimiento “variable”, incierto: no sabemos qué cantidad pagará la empresa en forma de dividendo ni tampoco cuánto valdrán las acciones en el futuro. Por el mayor riesgo que conlleva, la renta variable es más rentable que la renta fija a largo plazo.

Aplicado a casos reales, Carlos nos brinda una serie de fondos que él mismo utiliza para invertir su dinero.

  •  Para una cartera pequeña (menos de 10.000€).
    • Renta variable: Vanguard Global Stock Index (Bolsa global) 
    • Renta fija: Vanguard Global Bond Index (Renta fija global).
  • Para una cartera mediana (entre 10.000 y 100.000€)
    • Renta variable
      • Vanguard U.S. 500 Stock Index Fund (IE0032126645)
      • Vanguard European Stock Index (IE0007987690)
      • Vanguard Japan Stock Index Eur Institutional (IE0007286036)
      • Vanguard Emerging Markets Stock Index Fund (IE0031786696)
    • Renta fija:
      • Vanguard Euro Government Bond Index Fund (IE0007472990)
      • Vanguard Eurozone Inflation-Linked  Bond Index Fund (IE00B04GQR24)
      • Vanguard Euro Investment  Grade Bond Index Fund (IE00B04FFJ44)

Además, según tu edad y tolerancia, tu inversión en renta variable o fija será distinta. Para orientarte, puedes echar un vistazo a la siguiente tabla:

independízate de papá estado

¿Dónde invertir en fondos indexados?

Tras entender cuáles son los principales fondos indexados a los que podemos optar, tendremos que saber cómo meter dinero en ellos. Para ello, puedes optar por 3 vías: 

  • Cartera de fondos indexados automatizada.
  • Fondos indexados por tu cuenta (inviertes manualmente en cada fondo).
  • Planes de pensiones indexados.

Por su facilidad y proceso intuitivo, nos quedaremos con la primera opción: invertir en una cartera de fondos indexados automatizada. A la hora de invertir en ellas, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • La forma más sencilla y efectiva es utilizar roboadvisors, plataformas se encargan de construir y gestionar tu cartera. Básicamente, tú te encargas de meter el dinero y el roboadvisor se encarga del trabajo sucio.
  • El roboadvisor más famoso (y el que utiliza Carlos) es Indexa Capital. Sin embargo, requiere una inversión inicial de 3.000€, porque lo que yo he decidido apostar por My Investor (la inversión mínima es de 150€). Aun así, existen otros, como Finizens o Inbestme.
  • Dentro de cada roboadvisor, existen distintos perfiles de inversión según tu nivel de tolerancia al riesgo. Para medir tu tolerancia, puedes valerte de la siguiente tabla (aunque lo determinará tu reacción cuando tengas pérdidas y cómo asumas estas).
fondos indexados

¿Cuándo (y cuánto) invertir?

Como Carlos comenta, es muy importante invertir periódicamente de forma automatizada. Esto es lo que nos explica:

“Quiero que te quedes con esta idea: invertir periódicamente (por ejemplo, mes a mes) es positivo y generalmente más rentable. La técnica de dollar cost averaging, por rimbombante que suene, consiste sencillamente en invertir una cantidad fija de euros de forma periódica (por ejemplo, mes a mes).

Lo bueno es que garantiza que compras más participaciones baratas y menos cuando la bolsa está alta. Es una forma simple de protegerte de tus emociones. Yo la utilizo y pienso que esta estrategia de compras periódicas es especialmente útil si eres un inversor emocional y lo pasas mal con las caídas del mercado. Si tienes una disciplina de compra periódica “te obligas” a superar tu miedo o avaricia.”

Lo bueno de los roboadvisors es que te permiten fijar transferencias periódicas, por lo que, una vez las fijes, no tendrás que hacer nada más. Cada mes (o en el periódo que hayas establecido), tu banco realizará la transferencia a tu fondo. Según Carlos, una buena cifra es aportar un 10% de tu sueldo mensual.


Rebalanceo o reajuste

Además de estas aportaciones periódicas, Carlos nos invita a prestar atención a los rebalanceos de tu cartera:

“Para limitar el riesgo de las inversiones y optimizar la rentabilidad te propongo que “rebalancees/reajustes” tu cartera. En otras palabras, asegúrate de que tu cartera no se desvía de los porcentajes que tú has establecido .

Por ejemplo, supón que decides invertir el 50% de tu cartera en el fondo 1 y el 50% en el fondo 2. Si a final de año el fondo 1 se ha comportado mejor que el fondo 2, el fondo 1 representará más del 50% de mi cartera (por ejemplo 55%) y el fondo 2 un 45%. Para devolver los porcentajes originales, deberás traspasar una parte del fondo 1 al 2. Y así se restablece el 50%-50%.”

¿Cuándo rebalancear la cartera? Puedes hacerlo cada año, conforme cumplas años (es bueno reajustar la cartera una vez al año para ir ajustándola a tu edad). Otra opción es rebalancear cuando tu cartera se desvíe X% de tus porcentajes establecidos. Algunos intermediarios (como Indexa Capital) se encargan de hacerlo automáticamente. 

¿Cómo voy a invertir yo?

Tras leer el libro, he decidido tomarme más en serio mis inversiones. Actualmente, invierto en lo siguiente:

  • Criptoíndices: invierto en índices de criptomonedas, a través de Bitpanda.
  • Fondos indexados: invierto en el fondo Indexa Rv Mixta Internacional 75, Fi, a través de Renta 4.

A partir de ahora, he decidido pasar las inversiones de Renta 4 a My Investor. Para ello, meteré 150€ en una cartera automatizada, en la categoría METAL (máximo riesgo y rentabilidad) y, con el paso del tiempo, iré pasando a una cartera más conservadora.

Si quieres replicar mi plan, puedes acceder a My Investor a través del siguiente enlace: https://myinvestor.page.link/drSuSV9MaGZWKBSWA (el cuál nos dará 30€ a cada uno por la cara 😉 )

Y, si quieres saber cómo usarlo, puedes echar un vistazo al siguiente vídeo:

Conclusión

Invertir no es fácil, pero, con Carlos, todo parece más intuitivo. Estas han sido unas pinceladas de la obra, pero te aconsejo que te hagas con la versión completa.

Carlos Galán

Así que, lo dejamos por aquí. Si tienes alguna duda, puedes dejármela en los comentarios o ir al blog de Carlos (que sabe muchísimo más que yo). Hasta que nos volvamos a leer, ¡suerte (y cabeza) con tus inversiones! 😉

Un abrazo

– Javier

«Cloud Kitchen», cómo montar tu cocina en la nube

cloud kitchen

Actualmente, en LEINN (Liderazgo, Emprendimiento e Innovación), estamos trabajando en abrir nuestra propia dark kitchen (o cocina fantasma, para los amigos). Buscando información para entender mejor cómo funciona este peculiar modelo de negocio, nos topamos con “Cloud Kitchen”, una obra de Daniel Guedes y Kiko Hwang.

En este post comentaremos lo que hemos extraído del libro, así como los errores a evitar en el futuro lanzamiento de nuestra cocina. Y, tranquil@, ahora mismo te explico qué significa eso de “dark kitchen”.

Cloud Kitchen, Dark Kitchen…
¿Dé qué me hablas?

Empecemos por el principio, como se suele decir. El modelo dark kitchen no es nuevo, pero su crecimiento en los últimos años es destacable. Se basa en restaurantes centrados en el delivery y take away, por lo que no dispone de mesas donde el cliente pueda consumir los productos. 

Como decía, el modelo de negocio de las cocinas fantasma no es nuevo, ya que convive con nosotros desde hace miles de años. La historia de la comida para llevar comenzó en la antigua Roma, con la creación de las Thermopolias, restaurantes callejeros que vendían comida caliente en grandes jarras y eran, para muchas personas, la única oportunidad de comer comida caliente. La gente tomaba la comida y la comía en el acto, o se la llevaban a casa. 

Al otro lado del mundo, estaban los aztecas con sus enormes mercados al aire libre, donde ofrecían alimentos listos para ser comprados y consumidos. En 1768, se registró la primera entrega de naengmyeon (fideos fríos) en Corea. En Occidente, el primer registro de comida a domicilio tuvo lugar en 1889 en Italia, cuando el rey Umberto y la reina Margarita, en un momento de pereza, le pidieron a Raffaele Esposito que les entregara una pizza en su palacio de Nápoles (de ahí el nombre de la pizza Margarita, o eso cuentan las leyendas).

margarita
La vaga en cuestión.

Dicho modelo ha encontrado en las plataformas de delivery (Glovo, Just Eat, Uber Eats, etc) un aliado imprescindible. Quizá te suene Ganas de Vicio, uno de los restaurantes más famosos de Glovo en España, el cual nació gracias al modelo dark kitchen. Pero, ¿qué sentido tiene crear un restaurante donde no puedes sentarte a comer?


Ventajas y desventajas de las  Dark y Cloud Kitchen

Aunque parezca mentira, tiene mucho sentido. Las ventajas, en especial a la hora de fijar costos, son palpables. Entre ellas, podemos destacar las siguientes:

  • Menos riesgos en comparación con los restaurantes tradicionales, debido a su menor inversión inicial.
  • No necesita una buena ubicación, por lo que los alquileres son más bajos.
  • Menor personal.
  • Posibilidad de comenzar a operar en semanas.
  • Ubicada en un mercado (delivery) que no para de crecer.
  • Facilidad de adaptación a la demanda de los clientes.
  • Flexibilidad para cambiar rápidamente la cocina, la marca y el menú.
  • Marketing impulsado por las agregadoras (Glovo, Uber Eats, etc).

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Como en cualquier modelo de negocio, existen una serie de contras, entre los cuales se encuentran:

  • Altas tarifas cobradas por las aplicaciones.
  • Visibilidad solo en línea.
  • Dificultad para crear una marca reconocible.
  • Márgenes de ganancias más ajustados.
  • Poca o ninguna interacción con los clientes.
  • Baja fidelidad por parte de los clientes.
  • Alta competitividad.
  • El negocio puede depender al 100% de terceros (apps de delivery).

Sin duda, se trata de un modelo muy interesante, ya que permite lanzar propuestas de valor a un menor coste y con gran agilidad. En conclusión, y como comenta Jaydeep Barman (fundador y CEO de Indian Rebelfoods), “el desafío para cualquier marca en el sector «Food-Tech» es recordar que la tecnología aplicada para escalar el negocio, aumentar las ganancias y guiar en los procesos, debe centrarse, a su vez, en entregar una experiencia individual única, siendo esto es lo que traerá longevidad a tu negocio.”

“Cloud Kitchen”, un manual interesante.

Debido a su novedad, es difícil encontrar literatura sobre las Dark y Cloud Kitchen. “Cloud Kitchen” se presenta como un manual para lanzar con éxito tu propia cocina, a través de la experiencia de sus autores: Daniel Guedes y Kiko Hwang.

Daniel Guedes es administrador de negocios, cursando un MBA en FGV y una maestría en ISCTE Business School Of Lisboa/PT, donde también obtuvo una tesis doctoral. Sin embargo, decidió dejar su trabajo y abrirse un hueco en el sector de la comida a domicilio, aliándose con Kiko. Kiko Hwang es un cirujano oncológico egresado de la Universidad de São Paulo, que se reinventó migrando su carrera a la gastronomía. Después de dirigir una exitosa operación de restaurante en São Paulo, decidió especializarse y se graduó como Chef internacional en Le Cordon Bleu. 

Resulta interesante que una de las Cloud Kitchen más importantes del mundo esté regida por dos socios que, en un principio, no tenían ni idea de cocina. Es cierto que Kiko había dejado su trabajo como oncólogo para dedicarse a la cocina, pero fue esta mezcla de ideales la que permitió que ambos socios construyeran un modelo único y radicalmente novedoso.

cloud kitchen
Vamos, que pasó de curar a gente a, posiblemente, intoxicarla alimentariamente (es broma).

Según ellos, este modelo tiene futuro porque no compite con otros restaurantes. Como ellos mismos comentan: “Pensamos que el negocio que creamos tiene como principal competidor a los supermercados (no vemos a los restaurantes tradicionales como competidores porque, en nuestra opinión, la mayoría de ellos ya están en grandes aprietos).”

Y, prosiguen:

“Recientemente, Meituan-Dianping (compañía de entrega china) fue votada como la empresa más innovadora del mundo, dejando atrás a íconos como Apple, por usar inteligencia artificial y aprendizaje automático, para predecir con precisión qué quieren comer sus clientes y cuánto están dispuestos a comer. paga en cada ocasión de consumo (desayuno, comida, cena, fiesta…) 

¡Bingo, esta es la nueva industria sobre la que queremos actuar! Competiremos con los supermercados, porque en algún momento, no tendrá sentido que compre y se enfrente a todas las molestias de tener que cocinar y lidiar con las sobras durante días. Queremos ofrecerte una alimentación mejor, más económica y sin ningún esfuerzo por tu parte. Queremos que el tiempo que dedicarías a comprar y cocinar, se convierta en tiempo con tu familia y amigos, o tiempo para que hagas lo que más te gusta…”

¿Es cierto que los restaurantes tradicionales están muriendo? ¿Es que vamos a dejar de ir a la taberna de Paco a por unos calamares? Esperemos que no, pero, para entendernos mejor, empecemos por ver qué tipos de restaurantes existen en la actualidad.


Cloud Kitchen y restaurantes de actualidad

Dentro del sector de la hostelería y la comida a domicilio, podemos encontrar 4 tipos de restaurantes:

  • Restaurante 1.0: Restaurantes físicos con entrega por teléfono.
    • Este tipo de restaurantes son los más comunes. Son aquellos que se limitan a servir comida en el local, aunque también reciben pedidos por teléfono. Dentro de ellos, los hay que envían el pedido a tu casa y otros en los que tienes que pasar por el local a recogerlo.
  • Restaurante 2.0: Restaurantes físicos con entrega por teléfono y a través de aplicaciones de plataformas agregadoras.
    • Este modelo va un paso más allá que el anterior, dando cabida a las plataformas de reparto. Aun así, es un gran problema para las plataformas de agregación, ya que gastan una fortuna para atraer clientes pero, cuando el restaurante se llena de clientes en la puerta, simplemente se cierra la aplicación y se prioriza la consumición en el local.
  • Restaurante 3.0: Dark Kitchen
    •  El término Dark Kitchen intenta explicar el hecho de que se trata de una cocina que está “fuera del foco de atención de los clientes”. Es, básicamente, el modelo que queremos replicar en LEINN. Se trata de una cocina que acepta pedidos para llevar y para recoger, pero no dispone de mesas en el propio local.
    • Este modelo arrastra fundamentos erróneos de sus “ancestros” (los modelos 1.0 y 2.0), destacando: 
      • Cocina no apta para delivery: replican los procesos de los restaurantes tradicionales, cuyas recetas se pensaron para que los alimentos salieran de los fogones y fueran directos al consumo.
      • Precios engañosos: por lo general, las dark kitchen venden sus productos al mismo precio que sus restaurantes físicos. Esto, unido a la mentalidad de vieja escuela, frena la innovación y transparencia, alejando a un público que exige lo mejor de cada servicio.
      • Envase inadecuado: las dark kitchen no suelen dedicarse profundamente a la ciencia de la entrega de alimentos. Sus embalajes son, en general, sencillos y en ocasiones inadecuados para el producto, para el tiempo de viaje y para los golpes a los que serán sometidos los platos. Las dark kitchen son eficientes a la hora de recibir, procesar y entregar al repartidor, sin embargo, al no pensar en la experiencia del cliente como un todo, lo que este recibe en casa no es exactamente lo que esperaba y pagó.
  • Restaurante 4.0: Cloud Kitchen, ¡lo último en tecnología!
    • Se trata de “una cocina multimarca, multiculinaria y multiplataforma, que no tiene salón/mesas/sillas ni camareros, que elabora comida exclusivamente para delivery, pero centrándose en todos los factores (punto de cocción , empaque, ingredientes, etc.) que puedan influir en una experiencia única, deliciosa, instagrameable y memorable del cliente en sus múltiples momentos de vida con la comida, ya sea individual, familiar o con amigos, en su hogar, eventos y/o lugar de trabajo.”
  • Se diferencia de la dark kitchen en que aúna en un mismo espacio varias marcas, diversificando costes y ofreciendo gran variedad de opciones al cliente final.

Cómo lanzar una Cloud Kitchen

Tras analizar los distintos tipos de restaurante, habrás notado las ventajas que ofrece una cloud kitchen. Agrupar varias marcas en un mismo local permite reducir drásticamente los costes, maximizando el beneficio y pudiendo destinar dichos excedentes en la mejora de los procesos.

¿Qué se necesita para producir comida deliciosa al menor costo posible? Según los autores, “enfocar la operación ÚNICAMENTE/EXCLUSIVAMENTE en 3 elementos: suministros + personas + equipos. Todo el dinero que gaste en algo que no sea suministros de calidad, buena gente para cocinar y equipo adecuado, debe cortarse o reducirse al máximo.”


Encontrar la ubicación perfecta

Además, comenzar es relativamente sencillo. Para ello, necesitarás encontrar un local con licencias de restauración y extracción de humos. La ventaja es que no importa su ubicación y tamaño, siempre y cuando te permita estructurar la cocina. De hecho, este es el ejemplo de la Cloud Kitchen de los autores:

dark kitchen
Una maravilla, vaya.

“Si nos visitas en Digital Restaurants, solo sabrás dónde nos guiamos por tu GPS, porque estamos ubicados en una calle tranquila, en una casa antigua, lejos de cualquier centro comercial… no tenemos fachada, y no mencionar que no existe ningún tipo de identificación; una mirada muy atenta puede notar una pequeña placa redonda de 12 pulgadas como máximo fijada en la puerta principal de la propiedad, donde solo se lee Digital Restaurants.”

Este hecho es imprescindible para rebajar los costes de ocupación, uno de los mayores problemas de los restaurantes tradicionales:

“Actualmente, nuestro costo de ocupación (renta) en esta propiedad está muy cerca del 1% de nuestras ventas brutas, y manteniendo el crecimiento actual, en algún momento podría ser del 0.5% o menos. ¿Cuál es su costo de ocupación actual?

Bueno, si tienes un restaurante físico tradicional, deberías estar luchando mucho para mantener este costo entre el 5% y el 10% de tus ventas brutas, tal vez incluso el 20% en algunos meses.”


Agregadoras y menú

Una vez encontrado el local, necesitaremos entrar en las distintas plataformas de reparto. Daniel y Kiko recomiendan tener presencia en las máximas posibles, ya que aumenta el alcance de tu marca. Para ello, diversifican y reparten sus marcas entre las distintas plataformas, permitiendo una “exclusividad” en cada una de ellas.

«Tenemos «exclusividad con todos»… así es, parece raro, pero la verdad es que podemos desarrollar una estrategia donde ofrecemos exclusividad para cada restaurante/marca. Tenemos restaurantes exclusivos en iFood, algunos otros restaurantes exclusivos en Rappi y UberEats e incluso una marca exclusiva en una plataforma más pequeña Shipp (para esta plataforma creamos un restaurante de sushi llamado «Sushipp»).»

Pero, para empezar a trabajar, debemos saber qué vamos a vender. A la hora de crear el menú, un error muy común es apostar por una carta muy extensa, con demasiadas opciones. Como comentan los autores: “para nosotros, la carta debe ser simple, con no más de 10 opciones de platos y con, como máximo, 2 páginas secundarias de venta sugerente o complementaria.”

Los menús deben, siempre que sea posible, tener muchos ingredientes en común para facilitar el funcionamiento. Piensa en platos con procesos en los que puedas tener varios pasos adelantados durante la preproducción, para que el plato se pueda hacer en menos de 5 minutos y que se puedan completar varias porciones al mismo tiempo. 

«El repartidor quiere su comida de inmediato, no le gusta esperar mucho; si el tiempo estimado para que él reciba la comida es mayor a 40 minutos, es muy probable que ni siquiera considere ordenarle a usted. Su beneficio provendrá del gran volumen de ventas; en las horas pico, si no puede finalizar y entregar al menos 30 platos en menos de una hora, tal vez sea mejor repensar y comenzar inicialmente con una operación más pequeña.«

A la hora de desarrollar las recetas, Kiko y Daniel  lo hacen pensando siempre en 30 minutos, que es el tiempo promedio que los clientes comienzan a consumir los platos, una vez empacados. Los platos calientes, como verduras, pastas y proteínas, deben dejarse de cocinar antes del punto ideal de consumo, normalmente con un margen de 1 a 2 minutos. Luego se envasan y se cuentan los 30 minutos en los que seguirán el proceso de cocción lenta hasta llegar al cliente. 

En el caso de salsas y guisos templados, es importante dejarlos un poco más líquidos, ya que tenderán a enfriarse y espesarse durante el reparto. Una práctica fundamental es probar todos tus platos en los envases preseleccionados, para decidir qué packaging utilizar. Para ello, bastará con “fingir” un pedido, depositando los platos en la bolsa de reparto, probándolos y evaluando la experiencia tras 30 o 40 minutos. 

Por tanto, una Cloud Kitchen posee 3 elementos fundamentales:

  1. Restaurantes bien segmentados, evitando menús muy genéricos y largos.
  2. Nombres/marcas sencillos, directos, que no dejen dudas sobre el menú que encontrará el usuario si decide hacer clic en él.
  3. Pocos elementos en el menú, todos alineados con el nombre/marca del restaurante.

Marketing de una Cloud Kitchen

En el libro, los autores aportan decenas de ideas y estrategias para hacer crecer tu negocio, pero he decidido quedarme con un dato muy interesante. Dentro de su local, cuentan con un pequeño estudio fotográfico, operativo las 24 horas del día. 

Como ellos mismos comentan:

«Salvo contadas excepciones, todas nuestras fotos las tomamos nosotros mismos aquí, donde contamos con un pequeño estudio fotográfico. Entendemos que tener tu propio estudio es fundamental, porque te da flexibilidad y te permite lanzar menús, nuevos platos y materiales para redes sociales con bastante rapidez.»

Si quieres aprender más sobre marketing en cloud kitchen, te dejo una entrevista al fundador del ya citado Ganas de Vicio, donde explica su caso de éxito (y puedes seguirlos en redes, su marketing es brutal):

Aún así, haz caso a Kiko y Daniel:

«¡Tenga en cuenta que hoy, si un producto no merece ser fotografiado y publicado, es un producto al menos poco atractivo, poco relevante o incluso malo!»

Conclusión

Estas han sido algunas pinceladas del modelo Dark y Cloud Kitchen, pero, si quieres profundizar más, te aconsejo echar un vistazo a la obra completa:

cocina fantasma y cocina en la nube

La próxima vez que vayas por tu barrio, fíjate bien en los bajos: puede que, dentro de uno de ellos, se esté cocinando la mejor hamburguesa de la ciudad. Las nuevas oportunidades que presentan estos restaurantes son muy interesantes y sean dark, cloud, sun o white, sus propuestas están deliciosas. 

Un saludo y gracias por llegar hasta aquí. 😉

– Javier

Reseña «Crece y hazte rico», de Romuald Fons

Romuald Fons

Hoy hablaremos de un libro que llevaba esperando un tiempo: “Crece y hazte rico: 51 leyes para atraer el éxito y el dinero”, de Romuald Fons. Y, no, no es que necesite éxito y dinero (aunque luego os paso mi cuenta de Paypal, por si acaso). 

En realidad, este libro me interesaba por su autor. Para aquellos que no conozcáis a Romuald Fons, decir que se trata de uno de los mayores expertos en SEO (Search Engine Optimization, o lo que permite que tu web salga de las primeras en Google). Y, bueno… también está un poco loco. 

Por tanto, un libro con este título y Romu no eran una combinación corriente, lo que despertó mi curiosidad. Así que, aquí estamos. Vamos a ver qué nos ha preparado Romu.

¿Quién es Romuald Fons?

Como te decía, Romu es uno de los mayores expertos en SEO de la comunidad hispana, fundador de BigSEO y de su canal de Youtube Romuald Fons, entre otras. Para que te quede mucho más claro, te dejo un vídeo de José Pascual, donde analiza los inicios de Romu y el por qué de su éxito:

Romu es el Tony Stark del SEO, ya que sus métodos y su forma de comunicar es, como poco, diferente. Además, se caracteriza por ser franco y no tener pelos en la lengua. Por esta misma razón, que fuese a publicar un libro que lleve por título “Crece y hazte rico: 51 leyes para atraer el éxito y el dinero” me parecía extraño (son 13 palabras pero contienen más humo que las Fallas de Valencia). 

Sin embargo, he encontrado lo que esperaba: un libro directo y claro, que, aunque puede tocar temas de forma un tanto superficial, no se deja llevar por los típicos clichés del desarrollo personal. Y, para muestra, un botón:

«El enunciado cambia, pero el mensaje siempre es el mismo: tus ganas bastan para lograr lo que te propongas. Y no es cierto. Métete esto en la cabeza. Al universo le importa una mierda lo que tú quieras y lo motivado que estés. Desear  algo  con  todas  tus  fuerzas,  pensarlo,  soñarlo  o  necesitarlo  no  tiene  ninguna incidencia sobre la realidad.«

Habiendo aclarado que la ley de atracción es menos útil que el Congreso, podemos entrar en materia. Aunque Romu enuncia 51 consejos, yo he tomado aquellos pasajes que me han parecido más interesantes, los cuales veremos a continuación.

Las verdades de Romuald Fons

Verdad #1: Tu negocio no tiene por qué ser tu hobby🚫

Se ha escrito mucho sobre la necesidad de que te dediques a aquello que te haga feliz. Dicen que al trabajar en aquello que te apasiona nunca volverás a sentir que estás trabajando. Bueno, pues tanto Romu como yo coincidimos en que son tonterías:

“Ya  te  he  contado  que,  cuando  mi  futura  exmujer  se  quedó  embarazada,  yo decidí dejar aquel trabajo convencional que no me gustaba y monté una red social para coleccionistas que iba a ser la competencia de Facebook (porque a flipado  no  me  ganaba  nadie). El problema era que yo no había creado aquella red para pasármelo bien, ni para ser conocido o tener amigos: lo había hecho para ganar dinero con el que mantener  a  mi  familia. 

Yo  era  un  emprendedor,  no  un  postadolescente  con ganas  de  compartir  mi  afición.  Aquellos  meses  fueron  muy  divertidos,  y mentiría si dijera que no tengo unos recuerdos maravillosos de aquella época, pero desde el punto de vista económico fue literalmente una ruina. 

Y prosigue:

En ningún momento pensé en cómo iba a sacar dinero de todo aquello. En mi lista de prioridades y preocupaciones, el factor económico ni siquiera estaba entre las tres primeras. Por  eso  es  igual  de  importante  distinguir  entre  negocio  y   hobby  que  entre éxito  y  beneficio  económico. 

Hay  muchísimos  proyectos  que  pueden considerarse un éxito desde el punto de vista creativo, técnico, por su calidad, alcance  o  implantación,  y  aun  así  resultar  un  fracaso  económico.  El  mundo tecnológico y del emprendimiento está lleno de ejemplos de este tipo.”

Puede que te encante criar setas en el Ártico, pero si no da dinero, no es un negocio, por mucho que disfrutes abonando. Si quieres montar el nuevo Facebook y vivir de inversiones y rondas de capital, puedes hacerlo. Sería algo así como vivir de tus padres hasta que puedas vivir de tus hijos. Un planazo.

Porque, tal como dice Romu:

«A  la  gente  que  todavía  no  ha  fracasado  con  su  primer  negocio  le  cuesta  ver  lo evidente: que en su idea no hay dinero. Y no quieren verlo (ni oírlo) porque no tienen la mentalidad de un emprendedor que quiere ganar dinero, sino la de alguien que quiere convertir su  hobby en su trabajo.«


Verdad #2: La planificación y los planes de empresa son puro humo💨💨

«Desde  mi  punto  de  vista,  los  planes  de  empresa  son  puro  onanismo empresarial,  la  viva  imagen  de  un  emprendedor  haciéndose  una  paja  con  lo que  él  cree  que  pasará  en  el  futuro,  un  futuro  en  el  que,  especialmente  si  el plan de empresa es para conseguir financiación, las cosas siempre van en la dirección que le interesa.«

Si sabes cómo es Romu, podrás entender que el orden y la planificación no es uno de sus temas favoritos. Pero, creo que en este caso tiene razón: a menudo nos centramos tanto en planificar que no somos capaces de pasar a la acción.

Aun así, sé coherente. Presentarse en el banco para pedir 100.000€ sin un plan quizá no sea una buena idea. “No, que Romu me dijo que esto eran tonterías. Lo vamos viendo sobre la marcha”. Si eso te funciona, pásame el número de sucursal.


Verdad #3: Más codos y menos selfies (papá Romuald Fons) 💁‍♀️

«Por  eso,  cuando  alguien  me  dice  que  quiere  convertirse  en   influencer  de  lo que  sea,  mi  primer  consejo  es  que  deje  de  publicar  la  misma  mierda  que publica todo el mundo en el jodido Instagram (o donde sea) y que se ponga a trabajar.

A los expertos de verdad nunca les falta atención, ni clientes, ni negocio, ni dinero.  Así  que  no  lo  dudes.  Céntrate,  trabaja  duro,  sé  paciente  y,  cuando llegue el momento, salta a la palestra y déjalos con la boca abierta

Pues eso, que antes de ponerte frente a la cámara, al menos comprende lo que quieres transmitir. Hoy en día, es muy fácil vender humo y vivir de ello. Yo mismo lo intenté en su momento, hablando sobre cosas de las que no tenía ni la más remota idea. 

Las redes sociales son importantes para potenciar tu mensaje y llegar a posibles clientes, pero, primero, tienes que trabajar en lo que quieres comunicar. Por eso, más vale dedicar meses a trabajar en la sombra y, una vez preparado, lanzar tu idea al mundo que ir pregonando que vas a ser el mejor consultor de la historia sin saber hacer un Excel.

«He invertido mucho tiempo en formarme para llegar hasta aquí. Ahora en mi tiempo aporto mucho valor, y eso tiene un precio. Y te aseguro que, si eres bueno, siempre hay gente dispuesta a pagar.«


Verdad #4: Agilidad y la técnica de la escopeta🔫

«Y lo mismo se aplica a los negocios: no vale la pena ir despacio. 

La precaución solo sirve para estrellarse a cámara lenta.«

Al igual que en el apartado de la planificación, estas palabras hay que cogerlas con pinzas. En los negocios, hay que saber qué estamos haciendo y para qué, pero es cierto que muchas veces retrasamos los procesos por miedo al cambio.

El ejemplo más claro es el del emprendedor que pasa 5 años perfeccionando su idea y, cuando la saca al mercado, nadie la quiere. Para no caer en esta parálisis por análisis, Romu utiliza la técnica de la escopeta.

«Aplicando  la  técnica  de  la  escopeta,  de  la  que  ya  hemos  hablado,  decidí probar  diferentes  formas  de  captación  al  mismo  tiempo  y  comparar  su  ROI (que ya hemos dicho que es Dios) antes de invertir más recursos

.….

Si te encuentras en una etapa en la que ya solo estás puliendo detalles, quiere decir  que  ha  llegado  el  momento  de  pegar  otro  escopetazo  y  buscar  nuevas líneas de negocio de alto retorno, de centrar tu atención en esas tareas en fase de desarrollo que tanto se van a beneficiar de tu conocimiento y experiencia

La técnica de la escopeta consiste en lanzarte a probar distintas vías de negocio, ideas, metodologías de trabajo, oportunidades, etc. Básicamente, lo contrario a la recomendación de hacer foco en una cosa: aquí tocamos todas las opciones y nos quedamos con la que mejor funcione. Y, para elegir la mejor opción, analizaremos su ROI (Retorno de la Inversión, en castellano).

«Entender el ROI es el camino más corto hacia el éxito. Una vez que obtengas buenos resultados  de  tu  inversión,  lo  que  debes  hacer  es  reinvertir  esos  resultados  donde vayan a tener mayor retorno, y así sucesivamente.«


Verdad #5: Enseña el QUÉ, vende el CÓMO🔧

«En  el  capítulo  anterior  te  he  dicho  que  en  mi  canal  me  pasé  dos  años enseñando gratuitamente QUÉ hacer para crecer en YouTube. Y  también  te  he  explicado  que  1.500  personas  pagaron  750  euros  por  un curso sobre CÓMO crecer en YouTube. 

¿Ves la diferencia? Exacto, enseñé gratis qué hacer, pero no cómo hacerlo. Es muy diferente saber que tienes que aumentar la retención de tus vídeos a que te expliquen cómo aumentar esa retención.«

Este es uno de los consejos que me han resultado más interesantes. Si lo analizas, los grandes vendedores siguen esta técnica, aportando mucha información, pero guardándose parte de la solución. 

Puedo hablar de lo importante que es hacer caldos de hueso para tu salud intestinal, pero te cobraré por decirte cómo hacerlos. Por tanto, tu estrategia de comunicación deberá centrarse en divulgar, dejando el enseñar para tus contenidos de pago.

Conclusión

Pues, estas han sido mis 5 verdades sobre la obra. En el libro, podrás encontrar 46 más, así que te recomiendo echarle un vistazo:

romuald fons

Hasta que nos volvamos a leer, aplica la técnica de la escopeta, no seas un influencer de pacotilla y deja de comerte la cabeza planificando. 

Un abrazo, 😉

– Javier

«Tao Te Ching», de Lao-Tse y el liderazgo

tao

El Tao Te Ching es uno de los libros más famosos de la historia, pilar base de la filosofía taoísta. Presuntamente escrito por Lao-Tse, se trata de una antología de proverbios y contemplaciones breves sobre el Tao (el camino).

En el post de hoy veremos sus principales enseñanzas, enfocadas a uno de los temas que más trabajamos en LEINN (Liderazgo, Emprendimiento e Innovación): el liderazgo. Veamos qué es aquello que podemos extraer de esta mítica obra.

¿Qué es el Tao?

Para empezar, hay que entender de qué estamos hablando al decir “Tao”. Para los taoístas, el Tao es “el principio supremo e impersonal de orden y de unidad del universo”. Salvando mucho las distancias, el Tao se asemejaría a la fuerza creadora que los cristianos denominan como “Dios”, ese concepto primero que existe desde el principio de los tiempos.

Para entender mejor qué es el Tao y las enseñanzas de Lao-Tse, puedes echar un vistazo al siguiente vídeo de Ram Talks:

Podrían dedicarse blogs enteros al taoísmo, pero este no va a ser el caso (al menos, de momento). Hoy nos centraremos en pequeñas píldoras que pueden aplicarse al liderazgo y el desarrollo personal, las cuales, con total seguridad, serán recopiladas por algún genio new age en un libro de 16,99€. Antes de que eso pase, puedes leerlas gratis aquí.

Enseñanzas del Tao Te Ching

Como decía, vamos a organizar las enseñanzas, en pequeñas píldoras, ya que son fáciles de tragar y “píldora” es un término muy utilizado por los gurús del momento. A partir de ciertos pasajes de la obra, desarrollaremos su significado y, con suerte, sacaremos algo de provecho. Vamos allá.

El Tao y las comparaciones

Cuando contemplamos algo y lo vemos bello, algo, en cambio, resulta feo. 

Cuando contemplamos algo y lo vemos bueno, algo, en cambio, resulta malo. 

El ser y el no-ser se crean mutuamente. Lo difícil y lo fácil se apoyan mutuamente. 

Lo largo y lo corto se definen mutuamente. Lo alto y lo bajo dependen mutuamente. 

El antes y el después se suceden mutuamente.

Las comparaciones siempre son odiosas, pero para el Tao, los extremos no se enfrentan, sino que se complementan. Esta realidad se representa fielmente en el conocido símbolo del Yin y el Yang, como la fusión entre dos realidades opuestas.

Si lo aplicamos al liderazgo y a la empresa, podemos ir un poco más allá. Rescatando la teoría de los juegos finitos e infinitos (de la obra Juegos Finitos Y Juegos Infinitos, de James P. Carse), entendemos el emprendimiento y el desarrollo personal como un juego infinito, donde no existe un perdedor y un ganador.

Cuando un líder o empresa cae en las comparaciones y competencia, pierde el foco en su mejor interna, jugando a un juego infinito (la vida) con reglas finitas. Y, como entenderás, esto no suele acabar bien.

El Tao y la paciencia

¿Tienes paciencia de aguardar

    a que tu fango se decante y el agua sea clara?

    ¿Puedes permanecer inmóvil

    hasta que la acción justa aflore por sí misma?

La paciencia y la espera es otro de los puntos más importantes de las enseñanzas de Lao-Tse. Un líder debe ser capaz de tener la paciencia necesaria para tomar las decisiones correctas, a menudo, gracias a una templanza trabajada. 

¿Puedes aguantar el riesgo que supone delegar en otros tu trabajo? ¿Eres capaz de “permanecer inmóvil” cuando actuar, invertir o tomar la iniciativa parecen la única opción?

El buen líder

Cuando el Maestro gobierna,

    la gente apenas percibe su existencia.

    Inferior gobernante es aquel que es amado.

    Inferior más aún el que es temido.

    El peor, el despreciado.

    Si no confías en la gente,

    la gente pierde su confianza.

    El Maestro no habla; actúa.

    Cuando su tarea concluye,

    la gente dice: «Asombroso:

    ¡lo hicimos nosotros solos!».

Este pasaje recoge una de las mayores enseñanzas sobre liderazgo: el buen líder es aquel que, a través de sus obras, enseña a los otros a liderarse a sí mismos. Un líder no manda, orienta. Señala un posible camino y es el primero en recorrerlo, pero deja actuar a los demás.

El líder y el Tao

El Maestro, residiendo en el Tao,

    es un modelo para todos los seres.

    Puesto que no se exhibe,

    la gente puede ver su luz.

    Puesto que nada tiene que demostrar,

    la gente puede confiar en sus palabras.

    Puesto que no sabe quién es,

    la gente se reconoce en él.

    Puesto que no tiene una meta en mente,

    todo cuanto hace es un éxito.

Al igual que en el punto anterior, el Tao Te Ching nos enseña el verdadero significado del liderazgo: el valor de los actos y el detrimento de las palabras. O, en cristiano, la importancia de liderar con el ejemplo.

Un buen líder no es más que un espejo para los otros. Un espejo que muestra las fortalezas y debilidades y, a través de su ejemplo, ayuda a potenciar las primeras y mejorar las segundas.

Sinceridad y virtud

Exprésate completamente;

    después guarda silencio.

    Sé como las fuerzas de la naturaleza:

    cuando sopla el viento, sólo hay viento;

    cuando llueve, sólo hay lluvia;

    cuando pasan las nubes, brilla el sol.

A la hora de liderar, la sinceridad y claridad es clave. Para aquellos que evitamos la confrontación, el Tao nos enseña a ser claros y fieles a nuestros principios, sin remordimientos y con respeto. 

Da tu opinión con franqueza y no acumules resentimientos. Cuando toque enfadarse, enfádate. Cuando toque reír, ríe. Sé consecuente y no lastres tus relaciones por no ser franco y transparente.

La ignorancia es valiente

Los que saben no hablan.

    Los que hablan no saben.

Un enunciado que habla por sí solo. Aunque, ahora que lo pienso, estoy hablando de una religión de la que apenas tengo conocimiento, así que… supongo que soy de los segundos.

Delegar y fluir

Por ello el Maestro actúa

    dejando a las cosas seguir su curso.

    Permanece en calma

    al final como al principio.

El líder que sabe delegar entiende que ocurrirán problemas y contratiempos y que él no podrá resolver todos. El buen líder deja actuar, comprende y enseña. No se frustra por los fracasos, pero aprende de ellos y mejora sus sistemas.

Flexibilidad en el Tao

Los hombres nacen suaves y blandos;

    muertos, son rígidos y duros.

    Las plantas nacen flexibles y tiernas;

    muertas, son quebradizas y secas.

    Así, quien sea rígido e inflexible

    es un discípulo de la muerte.

    Quien sea suave y adaptable

    es un discípulo de la vida.

    Lo duro y rígido se quebrará.

    Lo suave y flexible prevalecerá.

En cualquier ámbito de la vida, la flexibilidad es una cualidad muy apreciada (seguimos hablando del Tao). La única verdad es que todo cambia, por lo que aprender a aprovechar lo nuevo es una habilidad imprescindible para todo líder y empresa.

Be water, my friend. 

Taobonus: Las 3 premisas del Tao

Sólo tengo tres cosas que enseñar:

    simplicidad, paciencia, compasión.

    Estas tres son tus mayores tesoros.

    Simple en el pensamiento y la acción,

    retornas a la fuente del ser.

    Paciente con tus amigos y enemigos,

    armonizas con el modo de ser de las cosas.

    Compasivo contigo mismo,

    reconcilias a todos los seres del mundo.

Conclusión

Estas son algunas de las enseñanzas del Tao Te Ching. Esta obra ha sido analizada durante cientos de años, por lo que lo recogido aquí es una pequeña aproximación a lo que el Tao representa. Si quieres saber más, te dejo por aquí la obra completa:

Tao Te Ching

Y, si te ha gustado este post, puedes echarle un ojo al siguiente:

Un saludo y nos vemos en el siguiente. 😉

Reseña «The Sales Matrix», de Carlos Ferrer

matrix

Volvemos a las reseñas: hoy, «The Sales Matrix: Sé el CEO de tus ventas», de Carlos Ferrer. Andaba en búsqueda de un libro sobre ventas poco convencional, alejado de los clásicos del género. Y, en este proceso, encontré la obra de Carlos.

A continuación, veremos las herramientas extraídas del libro, pero, para abrir boca, os dejo la frase que resume la obra:

“Porque el management es también una venta constante. Y la venta es, a su vez, una gestión constante. No somos conscientes, pero gestionamos continuamente vendiendo. Y vendemos continuamente gestionando.

Porque la vida es también una venta constante. Y la venta es, a su vez, una vida constante. No somos conscientes, pero vivimos continuamente vendiendo.”

– Carlos Ferrer

Matrix y Carlos Ferrer

Carlos Ferrer es un estratega de negocios, con más de 20 años de experiencia en ventas. Tras trabajar en decenas de empresas, recoge en esta obra las bases que soportan a un buen vendedor y estratega. Para ello, y valiéndose de la analogía con Matrix, Carlos nos muestra cómo hackear el sistema y mejorar nuestras dotes de comunicación.

matrix
Hackiando el sistema.

Para Carlos, la valía de un ser humano en el mercado laboral ha dejado de regirse por las «hard skills» o habilidades técnicas, propias de las máquinas. En su lugar, lo que te permitirá ganar ventaja será el desarrollo de «soft skills», tales como la empatía, la escucha, la comunicación, etc.

«Es ahora más importante que nunca asegurar que todos tengamos unas soft skills adecuadas (lado humano), además de las hard skills (lado máquina) que se nos requiera para nuestro trabajo.»

Y, para ello, nada mejor que el aprendizaje. Como Carlos comenta:

«Me podía dejar tranquilamente como 2.000 euros en libros. Una locura, lo reconozco. Pero quería aprenderlo todo al respecto. Y, como buen vendedor, me quedaba con los que más me gustaban (un 5% aproximadamente), para vender el resto por Internet en forma de pack especial sobre la temática en cuestión.

Así recuperaba mi inversión. No me gusta acopiar material, si algo no voy a usarlo en dos años, como regla personal, me desprendo (vendiéndolo si puedo).»

Pero, no solo se trata de incluir conocimiento, sino de hacerlo de forma inteligente. Para ello, Carlos divide el aprendizaje en varios bloques:

  • Bloque 1: Mi estado, mi zona.
  • Bloque 2: Mi máquina, yo.
  • Bloque 3: Mis armas, conmigo.
  • Bloque 4: Mis armas, con los demás.

Bloque 1: Mi estado, mi zona

Como decía, Carlos enfoca la vida como un gran Matrix. Para entender cómo «esquivar las balas», primero que conocer las reglas del juego. Para ello, hay que ver la vida como Matrix, un juego de mayorías-minorías y modelos predecibles

«Vamos a imaginar el mundo real para cualquier ámbito de la vida (relaciones, trabajo, amistad, amor, bolsa, todo) como el mundo virtual de Matrix.

Donde el código del programa que rige ese mundo, lleno de emociones y de modelos matemáticos acción-reacción repetibles, lo correlacionamos hacia grupos de mayoría-minoría respecto a las respuestas tipo más estándar de todas las posibles.»

Teniendo esto claro, vamos a jugar a la inversa: vamos a ir con la minoría.

«Y vamos a subirnos al grupo de la minoría, conscientes de ello, porque nos hemos tomado previamente nuestra pastilla roja. O sea, nos abstraemos de las emociones.

Y vamos a elegir nuestra respuesta o a provocar el estímulo que queramos conscientes de que va a producir la respuesta que deseamos (nos anticipamos a ella).»

Bloque 2: Mi máquina, yo

Una vez hemos entendido que, para hackear el código, hay que trabajar a la inversa, vamos a trabajar en nosotros, en nuestro avatar. Para ello, trabajaremos nuestros valores y principios.

Definir tus valores

Los valores son la brújula que guía tus decisiones y acciones y, por tanto, tu vida. Identificar tus valores principales te permitirá conocerte mejor y tomar mejores decisiones, por lo que no deja de ser un ejercicio muy interesante.

Para ello, puedes echar mano de una herramienta ya citada en el blog: El Valor de los Valores. Es una forma muy útil para analizar tus 5 valores principales, que yo he utilizado y explicado en el siguiente post.

En el libro, Carlos nos expone sus valores, junto a una explicación de cada uno:

«Claramente para mí la prioridad uno es la salud, la dos es el dinero (con ello entiendo, un mínimo para vivir) y la tres es el amor. Porque sin la uno, de nada me sirve la dos. Y sin la dos (si no puedo comer o cobijarme), de nada me sirve la tres. Y si encima tengo la tres, sinceramente no necesito nada más en la vida.

Entendiendo que esas tres prioridades son extensibles a mi círculo familiar y de amigos. Cuanto más extendido tenga las tres hacia mi entorno cercano, más feliz estaré yo también. Pero no acaban ahí, tengo dos prioridades más. La prioridad cuatro es aprender. Y la cinco y última dejar un legado. Y estas dos últimas forman parte de mis acciones descritas en este libro y mi programa Sé el CEO de.

1-Salud.

2-Dinero.

3-Amor. 

4-Aprender. 

5-Dejar un legado.«

Aclara tus principios

«Mis principios son yo. Junto a mis valores o prioridades son el juez que rige mi mente ante cualquier decisión que deba tomar. Soy humano, pero si fuera máquina, solo tendría que programarme con esos dos datos: valores y principios. Y sería capaz de regirme solo, con personalidad propia, cual sistema o país, con unos valores y principios propios.»

Los principios personales son una extensión de los valores, máximas más elaboradas y detalladas. Así, los 10 principios principales de Carlos son los siguientes:

  • Sé león y sé seguro (audacia y autoconfianza). 
  • Sé tío bueno (calidad y excelencia). 
  • Sé paciente (toma de información y reposo, y dudar de todo). 
  • Hazlo fácil (inteligencia y sentido común).
  • Sé niño (sé tú, no un espejo social).
  • Sé CEO (nivel y simplicidad).
  • Sé colega (sonrisa y confianza).
  • Sé asertivo (ganar-ganar).
  • Sé mujer (escucha y empatía).
  • Sé digno y de confianza (integridad y sencillez).

A su vez, Carlos separa cuatro dimensiones del ser humano, siendo estas: mente, corazón, cuerpo, espíritu. Y, cada una de ellas, se relaciona con una inteligencia: mental, emocional, física, espiritual.

Con el fin de tener cada área presente, Carlos recomienda seguir estas medidas:

  • Mente: supongamos que la vida media de nuestra profesión fuera de dos años y preparémonos en consecuencia.
  • Corazón: supongamos que los demás pueden oír lo que decimos de ellos y hablemos en consecuencia.
  • Cuerpo: supongamos que hemos sufrido un ataque al corazón y vivamos en consecuencia.
  • Espíritu: supongamos que cada tres meses nos encontramos cara a cara con nuestro creador (esta parte depende de si eres creyente o no, pero si no lo eres, también aplica desde el lado moral y mucho) y vivamos en consecuencia.

Gestiona tu tiempo – Cuadrante II

Finalmente, gestionar tu tiempo será clave para aplicar correctamente tus principios y valores. Para ello, utilizaremos la teoría de los cuadrantes de Stephen Covey, la cual puede explicarse a través de la siguiente imagen:

cuadrantes stephen covey
Nuestro objetivo será atacar el cuadrante II.

«Hay que atacar en el corto plazo y cuidar durante el medio, para recoger en el largo. Porque el corto plazo del futuro no es más que el largo plazo del presente.»

– Carlos Ferrer

Bloque 3: Mis armas, conmigo

Tras analizar y definir tus valores y principios, podremos entrar en mejorar nuestro avatar. Para ello, es importante ordenar y simplificar nuestro disco duro, como si nuestra ente fuese un ordenador.

«Tu subconsciente es un gran data lake (un enorme repositorio de datos almacenados en su formato natural sin procesar, es un palabro usado en big data) que sabe analizar tu mente de manera automática, con unos outputs muy bien estudiados y procesados, pero todavía sin criterio racional.

Una intuición no es más que un mensaje adelantado de una realidad que la razón no ha tenido tiempo de confirmar. Hazle caso.»

Además, podremos ir refinando aquellas habilidades que el mundo laboral exige de nosotros. Como citaba el libro «¿De qué color es tu paracaídas?» de Richard Bolles, cuando se entrevista a un candidato, el entrevistador solo tiene dos preguntas en su cabeza:

  • Pregunta 1: «Este candidato, ¿me va a ayudar a solucionar mis problemas actuales?».
  • Pregunta 2: «Este candidato, ¿me va a aportar nuevos problemas a los que ya tengo?».

Trabaja estas habilidades y tendrás mucho terreno ganado. Pero, si lo que quieres es ser tú mismo el que las utilizas con otros, deberás trabajar tu liderazgo. Como dice Carlos: «El liderazgo es el arte de conseguir que alguien haga algo que tú quieres porque él quiere hacerlo.» Si quieres aprender sobre ello, siempre puedes meterte en LEINN.

Bloque 4: Mis armas, con los demás

«En la venta, el ligue, la amistad y en cualquier relación entre dos personas en general el ser capaz de hallar un punto en común facilitará el destapar emociones positivas entre ambos. Este sería un ejemplo Matrix de cómo despertar una emoción concreta de manera anticipada.»

Las fases de la venta

En las ventas, como en la seducción, todo tiene unas fases. Y, entenderlas nos ayudará a escalar en la interacción con el cliente. Te dejo la imagen con las fases y los posibles errores, pero, si quieres entender cada paso, te recomiendo que leas la obra de Carlos.

matrix
errores matrix

Delegar en Matrix

Carlos expone el modelo de delegación de Covey, dividido en 5 bloques:

  • Reglas: principios, límites y los «cuidado» que llevan al fracaso. Tener muy claro cualquier regla que rija la operación en sí.
  • Recursos: presupuestos, sistemas, personas. Formas de acceder a ello.
  • Rendición de cuentas: cómo, quién, cuándo y criterios de OK o no-OK. Cuál va a ser el criterio, bajo qué KPI se va a medir, de qué manera, cuándo y qué va a ser considerado como trabajo OK o trabajo no OK.  
  • Consecuencias: por qué se hace, consecuencias de alcanzar o no los resultados deseados.
  • Resultados deseados: qué y cuándo. Ojo, estamos hablando de resultados, no de métodos. Solo definiremos qué queremos conseguir y para cuándo lo queremos disponer. Y nada más.
delegar reglas

Otros consejos

  • Negociar por intereses, en lugar de posiciones: en lugar de defender posiciones, buscar las motivaciones de todas las partes y llegar a un acuerdo que beneficio a todos.
  • Entiende cuál es la línea de ruptura del cliente: la línea de ruptura sería la posición límite de cada parte para la cual no existe ganar-ganar, porque se traduce en un perder según seas uno u otro (ganar-perder, perder-ganar) y, por tanto, no te interesa el caso. Es, pues, lo que dice su nombre, la línea en la que se rompe la negociación.
  • Fijar objetivos: a la hora de fijar objetivos en la conclusión de las reuniones, responder a las siguientes preguntas:
    • Qué: «¿Qué es ese paso?».
    • Quién: «¿Quién da ese paso?». 
    • Cuándo: «¿Cuándo se da ese paso?»
  • Coaching VS Mentorías: un coach no es un mentor. Coaching y mentoring guardan relación, pero son dos conceptos muy distintos. Un coach no enseña, solo guía. Es un facilitador o acompañante. No da conocimiento, ayuda a que el otro lo descubra por sí mismo. No necesita ser un experto ni un referente en el área que trabaje, solo hace de guía.
    • Por ejemplo, un entrenador de fútbol no necesita haber sido un gran jugador de futbol ni tener más edad o experiencia que el jugador. Un mentor conoce el contexto y actúa desde el propio conocimiento y experiencia. Es un referente en el área trabajada y es o ha sido experto. Es un espejo para el que se dirige. Hacer coaching no requiere que sepas de la materia, porque solo eres el guía.
  • Prework: antes de una reunión, tener claro el siguiente prework:
    • Perfil de la empresa.
    • Últimas noticias económicas.
    • Perfil de los asistentes.
    • Notas de las últimas reuniones.
  • Tiempo para ti: Carlos reserva 4 horas los lunes o viernes por la mañana a organizarse, revisar sus valores y principios y fijar y apuntalar metas.

Conclusión

Un libro denso e interesante, perfecto para hacer una mayor introspección. Solo he podido dejar unas pinceladas, por lo que te recomiendo echar un ojo a la obra completa:

the sales matrix

Y, poco más. Seguiremos atentos a nuevos libros de Carlos.

Hasta entonces, nos leemos.

-Javier

Reseña «Open: Memorias», autobiografía de Andre Agassi

agassi

Hace poco terminé Open, la autobiografía de Andre Agassi, escrita por el premio Pulitzer J. R. Moehringer. Andre Agassi es uno de los mejores tenistas de todos los tiempos, ganador de 8 Grand Slams y medallista olímpico con la selección de Estados Unidos.

En este artículo veremos los puntos principales de la filosofía de Agassi, así como los secretos que conferían a su juego un toque mágico. Y, tranquilo, no hace falta que te guste el tenis para entender lo que viene a continuación. De hecho, ni al propio Agassi le gustaba.

El tenista que odiaba la raqueta

«Juego al tenis para ganarme la vida, aunque odio el tenis, lo detesto con una oscura y secreta pasión, y siempre lo he detestado.»

Aunque pueda parecer paradójico, estas son palabras de un tal Andre Agassi, uno de los mayores tenistas de la historia. Sí, un ganador de 8 Grand Slams que odiaba el tenis con toda su alma. En jerga futbolística, sería lo mismo que oír a Pelé decir que odia el fútbol, o a Lebron James que nunca le ha gustado encestar triples.

Lo cierto es que Agassi nunca quiso ser tenista, pero, en cierta forma, era su destino. Andre creció con una raqueta en la mano, gracias a la obsesión de su padre por el tenis. En su hijo, veía una futura estrella, que llevaría el apellido Agassi a las más altas cumbres del tenis mundial. Y, para ello, debía entrenarlo.

Agassi
Un joven Agassi golpeando la pelota.

Uno de los primeros recuerdos del pequeño Agassi gira alrededor del «Dragón». La particularidad de este dragón es que no escupía fuego, sino pelotas de tenis: se trataba de una máquina de lanzamiento de bolas (las que usan los tenistas para entrenar), modificada por el padre de Andre para lanzar pelotas con mayor velocidad y frecuencia.

Cada tarde de entrenamiento, Agassi debía enfrentar a esta monstruosa criatura, afrenta en la que solía salir perdedor. Y, todo ello, bajo la atenta mirada de un padre exigente e inflexible, que aprovechaba cualquier error para censurar a su hijo. Con el paso de los años, el patriarca Agassi fue capaz de forjar un jugador completo, aplicando una férrea disciplina. Este es un extracto de una conversación entre padre e hijo, tras la tentativa de Andre de cambiar el tenis por el fútbol:

«Mientras regresamos a casa, mi padre, sin mirarme, me dice: nunca más volverás a jugar al fútbol. Yo le suplico una segunda oportunidad. Le explico que no me gusta estar solo en una pista de tenis tan grande. El tenis es un deporte solitario, le digo. No tienes donde esconderte cuando las cosas van mal. No hay banquillo, no hay banda, no hay esquina neutral. Sólo estás tú ahí en medio. Desnudo. Él me grita con todas sus fuerzas: ¡tú eres jugador de tenis! ¡Tú vas a ser el número uno del mundo! ¡Tú vas a ganar mucho dinero! Ése es el plan, y no hay nada más que hablar.«


Camino al tenis profesional

A la edad de 15 años, Andre fue enviado a la Academia Bolletieri, una institución dedicada a moldear futuros jóvenes tenistas. A su vez, completaba sus estudios en la Academia Bradenton, siendo, en sus propias palabras, una de sus épocas más oscuras de juventud:

«Masco tabaco del más fuerte, Skoal, y Kodiak, empapado en whisky. Cuando pierdo algún partido, me meto un puñado del tamaño de una ciruela en la boca. Cuanto más grave es una derrota, mayor es el puñado. ¿Qué rebelión me queda ya? ¿Qué nuevo pecado puedo cometer para demostrarle al mundo que no soy feliz y que quiero volver a casa?»

-Andre Agassi

Durante esta etapa, Agassi comienza a sobresalir en el mundo del tenis y gana varios torneos menores. Tras dejar sus estudios en la Academia Bradenton, se enfrenta a uno de los momentos decisivos en su vida como tenis: el paso al tenis profesional. Tras ganar un torneo serio del circuito, debe tomar la decisión de aceptar el premio; pero, de hacerlo, se convertirá en tenista profesional, abocando su carrera al mundo del deporte:

«-Si ingreso ese cheque, papá, ya está.
Él hace como que hay interferencias en la línea.
-¡Has dejado el colegio! A efectos prácticos, te has quedado en octavo de primaria. ¿Qué alternativas tienes? ¿Qué otra cosa vas a hacer? ¿Ser médico?
Nada de lo que me dice es nuevo para mí, pero no soporto su manera de expresarlo.
Le digo al director del torneo que acepto el dinero. A medida que las palabras salen de mi boca, siento que todo un mundo de posibilidades se aleja de mí. No sé de qué posibilidades en concreto podría tratarse, pero ésa es, precisamente, la cuestión, que ya nunca lo sabré. El hombre me entrega el cheque, y mientras abandono su despacho me siento como si acabara de meterme en una carretera larga, muy larga, que parece descender hacia un bosque oscuro y siniestro.
Es 29 de abril de 1986. Hoy cumplo dieciséis años.
«

Durante esta primera etapa, Agassi comienza a mostrar looks extravagantes en la pista, uno de sus futuros sellos de identidad. A diferencia de lo que muchos piensan, se trata de un mecanismo de defensa de un adolescente asustado, tal y como refleja en sus memorias:

«Dicen que lo que quiero es llamar la atención, destacar sobre el resto. De hecho –como con mi cresta mohicana–, lo que intento es ocultarme. Dicen que pretendo cambiar las costumbres del juego, cuando en realidad lo que procuro es que el juego no me cambie a mí. Me llaman rebelde, pero yo no tengo la menor intención de serlo.»

Open
Agassi con su famosa (y olvidada) cabellera.

La caída a los infiernos

«Por más ganas que tenga de parar, no lo hago. Sigo suplicándome a mí mismo parar, y en cambio sigo. Y ese abismo, esa contradicción entre lo que quiero hacer y lo que de hecho hago, me parece la esencia de mi vida.»

-Andre Agassi

La carrera de Agassi está marcada por los altibajos, tanto emocionales como profesionales. Un día podía tocar el cielo en Wimbledon, para, al día siguiente, acabar expulsado y depresivo. Esta melancolía, frustración y desesperanza se ve reflejado en el siguiente fragmento, el cual narra una conversación con Brad, su entrenador:

«En el vestuario, Brad dice: ¿qué coñ…?
Me han descalificado.
¿Por qué?
Se lo explico.
Él niega con la cabeza. Su hijo Zach, de siete años, llora porque la gente es mala con tío Andre. Y porque el perrito se ha meado en la red.
Yo les pido que se vayan, y me quedo sentado en el vestuario una hora, solo, con la cabeza baja. O sea que ya estamos de nuevo donde estábamos. Un nuevo bajón. Muy bien. Sabré manejarlo. De hecho, puedo llegar a sentirme cómodo ahí. Puedo instalarme ahí. El sitio al que llegas cuando tocas fondo puede ser muy agradable, porque al menos descansas. Sabes que, durante una temporada, no irás a ninguna parte

Estos bajones emocionales le llevan a extremos impensables para un deportista de su nivel, llegando a coquetear con las drogas:

Pierdo contra Flach, claro está, y comunico a Brad que me tomo el verano libre. ¿Todo el verano? Nos vemos en otoño. Brooke y yo estamos instalados en Los Ángeles, pero yo me paso casi todo el tiempo en Las Vegas. Slim también está ahí, y muchas veces nos colocamos. Es todo un cambio sentirme con energía, sentirme contento, desatascado.

Estos dilemas existenciales parten de una profunda confusión. Dedicar la vida a un deporte que odias provoca una incoherencia muy fuerte, que, más tarde o más temprano, acaba cobrando su precio.

«Si ni yo mismo soy capaz de entender mis motivaciones, mis demonios, ¿cómo puedo pretender transmitírselos a unos periodistas que van con prisa?»

Agassi y el renacer

Si no fuese porque en la portada aparece Andre, «Open» podría tratarse de una obra sobre la superación y la lucha contra los demonios. Pero, ¿qué permitió a Agassi salir de ese pozo y reconciliarse con el tenis, y más importante aún, con su persona? Aunque cada paso del camino ha influido en ello, estos son los factores determinantes para su mejora y avance.


Un equipo unido

Si Agassi ha llegado a ser de los mejores tenistas, en parte, debe ese crédito a su equipo. Empezando por Gil, su preparador físico y gran amigo, y acabando por Steffi Graf, su esposa y compañera.

Andre Agassi y Gil
Agassi con Gil.

Gil es una de las personas que más han influido en el juego de Andre, redefiniendo su físico y alargando su carrera hasta una edad poco habitual en el mundo del tenis. Las primeras conversaciones entre ambos son muy reveladoras y siguen una línea similar a la siguiente:

«Él me pregunta: ¿cuánto corres todos los días?
Ocho kilómetros.
¿Por qué?
No lo sé.
¿Has corrido alguna vez ocho kilómetros durante un partido?
No.
¿Con qué frecuencia, durante un partido, corres más de cinco pasos en una misma dirección antes de detenerte?
No muy a menudo.
Yo no sé nada de tenis, pero me parece a mí que, cuando ya vas por el tercer paso, es preferible que empieces a pensar en parar, porque, si no, golpearás la pelota y seguirás corriendo, lo que significa que quedarás descolocado para dar el siguiente golpe. El truco está en reducir, golpear, frenar en seco y ponerse en marcha. Según lo veo yo, tu deporte no tiene que ver con correr, sino con parar y ponerse en marcha. Debes concentrarte en desarrollar los músculos que se necesitan para parar y ponerse en marcha.
«

Pero, para Agassi, Gil es más que un miembro de su equipo. Es un amigo, un padre. Tras conocerse, ambos crecen como personas y encuentran en el otro un apoyo y un motor de cambio.

«A veces, un entrenamiento con Gil es, en realidad, una conversación. No llegamos a tocar una sola pesa. Nos sentamos en los bancos de ejercicio y nos dedicamos a realizar asociaciones libres. Gil dice que hay muchas maneras de ponerse fuerte, y a veces hablar es la mejor de ellas»

Tal es la confianza entre ambos que Gil se convierte en el confidente de un confuso Agassi, herido por sus desencuentros amorosos y rupturas:

«Me traga la tierra. Me encierro en mi casa de soltero, bebo, duermo, como basura. Siento unos dolores intensos en el pecho. Se lo comento a Gil, que me dice que eso suena a corazón roto: desgarros diminutos que se resisten a curarse. Consecuencia de un exceso de uso.«

Aunque, no solo busca su consejo en los malos momentos. Como figura paterna, Gil allana el camino del joven Agassi, a través de sus consejos y su experiencia:

«Gil viene algunos días y me ayuda a ejercitarme un poco. Me intimida el hecho de que Brooke sea licenciada en literatura francesa por Princeton, mientras que yo no he terminado ni la secundaria. Gil ahuyenta de mí esas ideas, me da confianza.
Además, no pienses en si le gustas. Piensa en si te gusta ella a ti.
«


Agassi y la obsesión por los detalles

Agassi, como cualquier gran jugador, no vive solo de talento. Su obsesión por los detalles es tal que roza la paranoia, algo común en deportistas de élite. Por poner un ejemplo, nos fijaremos en su bolsa. Nadie puede tocar su bolsa de deporte, ya que representa un ritual sagrado para él.

«Si alguien metiera en mi bolsa de tenis unos calcetines de rombos sin yo saberlo, lo notaría. La bolsa de deporte se parece mucho al corazón: debes saber qué contiene en todo momento.»

-Andre Agassi

Al igual que a la bolsa, Agassi presta especial atención a sus raquetas. Para él, son sus instrumentos de trabajo y, por tanto, deben encontrarse en perfecto estado. Tanto es así, que encarga el tensado de las mismas a uno de los mayores expertos en raquetas del mundo, para no dejar nada al azar.

«A veces, si me siento perdido y solo en alguna ciudad extranjera, me siento junto a él y lo observo mientras tensa raquetas. No es que desconfíe de él, sino todo lo contrario: ver trabajar a un artesano me calma, me ancla en la tierra, me inspira. Me recuerda la extraordinaria importancia que en este mundo tiene el trabajo bien hecho.
Las raquetas de serie le llegan a Roman en una gran caja, desde la fábrica, y siempre desordenadas. Para el ojo profano, todas se ven idénticas; para Roman, son tan distintas como rostros en medio de una multitud. Las vuelve del derecho y del revés varias veces, frunce el ceño y realiza cálculos mentales. Finalmente, se pone manos a la obra. Empieza por eliminar la empuñadura de serie, y la sustituye por la mía, la que llevo usando desde que tenía catorce años. Mi empuñadura es tan personal como mi huella dactilar, producto no sólo de la forma de mi mano y la longitud de mis dedos, sino del tamaño de mis callosidades y de mi fuerza de agarre.»


Ser humilde cuando es necesario

Agassi empezó siendo un díscolo, pero, como el mismo dijo, «aprendió a inclinarse». Esta humildad tiene su máximo exponente durante su participación en un torneo de promesas, tras venir de ser número uno del mundo. En comparación, sería como ver jugar a Messi en Tercera Regional. Así es como describe uno de los pasajes del torneo:

«De vez en cuando una pelota de otro campo aterriza en el tuyo y se pasea frente a tus pies. Y oyes: ¡un poco de colaboración, por favor! Y debes dejar lo que estés haciendo y devolver la pelota. Ahora el recogepelotas eres TÚ. De nuevo.
Además, debes actualizar el marcador tú mismo. Manualmente. Durante los cambios, muevo los numeritos de plástico, en lo que parece un juego infantil.»

Pero, tras la humildad, llega la determinación. Como luego comenta: «Entiendo que entre donde estoy y donde debo estar hay un espacio que cubrir, y confío razonablemente en que llegaré a cubrirlo.» Para ello, acude a su equipo, empezando por Gil, el cual, tras analizar la situación, le dirige una de mis frases favoritas de la obra:

«No importa dónde hayas estado, dice. A partir de ahora, lo que importa es hacia dónde vas.»


Una causa mayor

Finalmente, uno de los factores decisivos en la carrera de Andre es el encontrar una causa mayor para jugar al tenis. Su desesperanza es palpable, tal y como recoje en un pasaje, tras alcanzar el primer puesto del ranking de la ATP:

«Me paso varias horas pateando las calles de Palermo, tomando café solo, muy fuerte, preguntándome qué coño me pasa. Lo he conseguido. Soy el mejor jugador de tenis del mundo, y sin embargo me siento vacío. Si ser el número uno me hace sentir así, ¿qué sentido tiene serlo? ¿Por qué no me retiro y punto?»

Esta visión cambia al fundar su escuela de tenis y enseñanza básica. Ahora ya no juega por él ni por su padre, sino por los miles de niños que asisten a la escuela. Cuantas más victorias, mayores beneficios y repercusión para hacer crecer la academia. Y, así, Agassi se reconcilia con el tenis.

«Juego para recaudar fondos para mi escuela, y para darle visibilidad. Después de todos esos años, ya tengo lo que siempre había querido, algo por lo que jugar, algo que va más allá de mí y, a la vez, está estrechamente relacionado conmigo. Algo que lleva mi nombre pero que no se limita a mí. La Andre Agassi College Preparatory Academy.»

Conclusiones

Estas son unas pequeñas pinceladas de «Open», uno de los libros que ha entrado en mi lista de favoritos. Creo que, en parte, se debe a que me identifico bastante con la actitud y el cableado de Agassi. Su lucha interna y autoexigencia es algo en lo que me veo reflejado (aunque no sé si eso es algo bueno). Al menos, queda demostrado que hay esperanza y que, con trabajo y apoyo, las situaciones difíciles pueden revertirse.

Así que, si te ha interesado mínimamente el contenido del post, dale una oportunidad a la obra completa. Puedes hacerte con ella aquí:

Espero que le des una oportunidad y que te guste una décima parte de lo que me ha gustado a mí. Si es así, déjame tu opinión en los comentarios. 😉

Hasta entonces, nos leemos.

Un abrazo,

-Javier

Autopublicar tu obra IIII: cómo publicar en Amazon KDP

Llegamos al final de la serie «Autopublicar tu obra», en esta ocasión, con el último paso del proceso: lanzar tu libro. Para ello, nos valdremos de la herramienta Amazon KDP, un interfaz que la empresa americana pone al servicio de cualquier escritor amateur (y no tan amateur).

Tras publicar 4 obras con Amazon KDP, tengo cierto conocimiento de la herramienta. Pero, no te preocupes, también daremos un hueco a los expertos en el tema (por si acaso me dejo algo). Así que…empecemos.

¿Qué es Amazon KDP?

Amazon KDP o Kindle Direct Publishing es el servicio que ofrece Amazon para futuros escritores, facilitando la publicación, impresión y distribución de sus libros, a cambio de una comisión. Tal y como se cita en su página web:

«KDP le permite publicar eBooks, libros de tapa blanda y libros de tapa dura de forma gratuita. Tendrá acceso directo a su libro en Amazon y podrá crear una página de detalles del producto.

También tendrá la posibilidad de vender su libro a escala global, lo que le permitirá llegar a lectores de todo el mundo. Si publica con KDP, mantendrá todos los derechos de su libro, algo que normalmente no ocurre en una editorial tradicional.»

En pocas palabras, es la mejor herramienta que he encontrado hasta la fecha para auto publicar. Es cierto que existen otras alternativas como Lulu, Bubok o Kobo, pero Amazon KDP es mi favorita.

¿Es Amazon KDP para mí?

Quizá estés pensando «¿Es esto para mí? No tengo ninguna experiencia publicando.» Si es así, no preocuparse. Amazon KDP cuenta con un proceso muy intuitivo y sencillo, perfecto para cualquier tipo de escritor.

Además, Amazon se encargará de la impresión y envío de todos y cada uno de los ejemplares de tu libro. Básicamente, tu labor será subir el texto a la plataforma, diseñar la portada y contraportada, fijar el precio y dejar que Amazon haga el trabajo sucio.

Amazon KDP
«Qué tranquila se le ve… será que publica en Amazon KDP».

Desde revistas a novelas, en KDP puedes publicar todo aquello que imagines. Una vez domines lo básico, podrás jugar con series, colecciones personalizadas, promociones y estrategias de marketing avanzadas. Todo de la mano de Amazon, cortita y al pie. Así que, sí: con total seguridad Amazon KDP es para ti.

Cómo empezar en Amazon KDP

1.Crea una cuenta en Amazon KDP

Para empezar, tendremos que crear una cuenta. Para ello, veamos un vídeo muy explicativo:


2.Usa la cuenta para el bien

Una vez creada, habrá que trastear un poco. Si quieres hacerte un máster en Amazon KDP, puedes echar un vistazo a esta colección de vídeos:

Si no quieres ver 27 vídeos (cosa que te recomiendo si de verdad vas en serio), puedes centrarte en el siguiente, donde se explican todos los pasos para dominar Amazon KDP:

Con estos recursos podrás defenderte como pez en el agua dentro de KDP, pero no todo se aprende en los libros. Para cerrar este último capítulo de la serie, quiero dejarte una serie de consejos que te ayudarán en tu proceso de publicación:

  • A la hora de crear la portada y contraportada para tu obra, utiliza Canva para diseñar y el creador de portadas de Amazon KDP para integrar el diseño de Canva en la plataforma.
  • Para fijar el precio, te recomienda oscilar entre estos parámetros:
    • Kindle: entre 2,99€ y 7,99€.
    • Tapa Blanda: entre 9,99€ y 15,99€.
    • Tapa Dura: entre 17,99€ y 22,99€.
  • Ten especial cuidado con las descripciones de tu obra. Intenta cuidarlas y hacerlas atractivas, añadiendo «palabras clave» relacionadas con tu temática.
  • Publica en todos los formatos posibles. Cuantas más opciones ofrezcas al cliente, a mayor audiencia llegarás (al menos, en este caso).

Conclusiones y bonus

Para finalizar esta serie de post sobre autopublicación, quiero dejarte un artículo que te permitirá complementar la información vista. En este caso, se trata de un resumen de la obra «Vivir de mi libro», de Kevin Albert:

Y, si necesitas una ayuda más personalizada, puedes echar un vistazo a mis servicios de autopublicación:

Así que, hasta aquí hemos llegado. Espero que te haya resultado útil y que, tras leer esto, estés más cerca de publicar tu obra. Si es así, mándame un correo cuando tu obra esté disponible. 😉

Un abrazo,

-Javier

Reseña «Crea y Divaga», vida y obra de Jeff Bezos

kindle

Jeff Bezos, fundador de Amazon y propietario de The Washington Post, es uno de los hombres más reconocidos del planeta. Su capacidad de innovación y perseverancia al frente de Amazon ha supuesto un antes y un después en el complejo mundo del comercio electrónico.

De la mano de Planeta, este 2021 ha salido a la venta «Crea y Divaga», el texto que recoge la filosofía de Bezos y las máximas que han llevado a Amazon al podio del comercio electrónico. En este post, analizaremos los detalles más importantes de la obra, adentrándonos en el mundo de un visionario de nuestro tiempo.

Jeff Bezos, Amazon y la atención al cliente

No es fácil trabajar en Amazon. Cuando entrevista a alguien le digo: «Puedes trabajar mucho, puedes trabajar muchas horas o puedes trabajar con eficacia, pero en Amazon.com no puedes escoger dos de las tres«.

– Jeff Bezos

La cultura de Amazon

Amazon es lo que es hoy en día gracias a su cultura, gran parte de la cual nace a partir de la propia visión de Bezos. En 1994, cuando Internet era algo misterioso y desconocido, Bezos fue capaz de descubrir una necesidad y explotarla. Lo que empezó como una pequeña empresa de venta online de libros acabó por convertirse en una de las compañías más grandes de la historia.

Esta evolución no es fruto del azar, sino de un trabajo de mejora continua, un gran proceso de selección de empleados y, por encima de todo, un profundo enfoque en el cliente. Como Jeff Bezos no se cansa de repetir, en Amazon «Todo se reduce al largo plazo y a la atención al cliente.»

Un proceso de selección muy cuidado

Como decíamos, uno de los pilares de la calidad de Amazon es su proceso de contratación y mantenimiento del personal. Según Jeff, estas son las 3 preguntas que debemos contestar a la hora de elegir a un posible empleado:

  • ¿Admirarás a esta persona?
  • ¿Esta persona alcanzará el nivel de eficiencia del grupo con el que vaya a trabajar?
  • ¿En qué faceta esta persona podría llegar a ser una superestrella?

A su vez, Amazon pone especial énfasis en mantener una plantilla motivada. Para ello, entre otras herramientas, se vale de Pay to Quit, un proceso inventado por los trabajadores de Zappos (una empresa de zapatillas comprada por Amazon). Una vez al año, Amazon ofrece pagar a sus empleados para que dejen de serlo. El primer año la oferta son 1.000€, el segundo 2.000€ y luego se aumenta 1.000€ cada año, hasta 5.000€. De esta forma, solo permanecen los empleados realmente comprometidos con la misión de la empresa.


Los 3 pilares de Amazon y la atención al cliente

Continuando con la cultura, Jeff remarca constantemente que Amazon se erige sobre 3 pilares de la experiencia del cliente: la mayor oferta posible, comodidad y bajos precios. Estos 3 factores se combinan para cumplir el objetivo de Amazon: ofrecer el mejor servicio a sus clientes. «Lo que beneficia a los clientes beneficia a los accionistas a largo plazo.»

Tal y como explica Jeff:

«A nuestros empleados les recuerdo constantemente que tengan miedo, que cada mañana se levanten atemorizados. No de nuestros competidores, sino de nuestros clientes.

Nuestros clientes han hecho de nuestro negocio lo que es, es con ellos con quienes mantenemos una relación y tenemos un gran compromiso. Y consideramos que nos serán fieles hasta el momento en que venga otro y les ofrezca un mejor servicio.«

Enfocarse en el cliente genera una intranquilidad positiva, ya que te permite dejar de lado a la competencia y centrarte en mejorar tus servicios. El cliente es insaciable, como un monstruo de las galletas dispuesto a dejarte decenas de reseñas negativas.


El círculo virtuoso de Amazon

Terminando con la cultura de Amazon, me gustaría destacar un aspecto importante: el círculo virtuoso del crecimiento. Jeff lo explica de maravilla en el siguiente pasaje:

«Cada nuevo producto y servicio que ofrecemos aumenta la importancia que tenemos para un grupo más amplio de clientes y puede incrementar la frecuencia con que visitan nuestra tienda.

De modo que, a medida que ampliamos nuestra oferta, estamos creando un círculo virtuoso para todo el negocio. Cuanto mayor sea la frecuencia con que nuestros clientes visitan nuestra tienda, menor será el tiempo, la energía y la inversión de marketing requeridos para conseguir que vuelvan.
«

– Jeff Bezos

Para entender mejor este concepto, podemos echar un vistazo al siguiente gráfico, disponible en la página oficial de Amazon:

jeff bezos
Círculo virtuoso de Amazon.

Jeff Bezos y las decisiones

Según Jeff, existen dos tipos de decisiones:

  • Decisiones de tipo 1: son aquellas irreversibles, de solo entrada. Deben surgir de un consenso y un profundo estudio.
  • Decisiones de tipo 2: decisiones reversibles, de entrada y salida. Deben tomarse rápidamente por individuos o pequeños equipos.

A medida que una empresa crece, tiende a tomar todas las decisiones como si fuesen de tipo 1, ralentizando el proceso de forma inútil. Jeff pone especial énfasis en combatir esa tendencia.

De hecho, la mayoría de decisiones deberían tomarse disponiendo del 70% de la información necesaria. Y, si no se llega a un consenso, podemos utilizar el «compromiso sin acuerdo»: comprometerse a seguir una decisión aunque no se esté de acuerdo con ella.

Las decisiones y la innovación

Como dice Jeff: «La innovación surge de muchas formas y a muchos niveles. Las innovaciones más radicales y transformadoras son aquellas que a menudo facultan a los demás para liberar su creatividad, para perseguir sus sueños.»

Sin una toma de decisiones clara, esta innovación se ralentiza, perdiendo la ventaja competitivo y llevando al estancamiento al negocio. Si sabes tomar decisiones de forma inteligente y eficiente, agilizarás el proceso de innovación. Esto, unido a un conocimiento amplio de tu mercado, se traduce en mejoras, como la invención de Kindle:

«Al comienzo de nuestro proceso de diseño, identificamos la que creemos que es la característica más importante del libro: desaparece. Cuando lees un libro no notas el papel, ni la tinta, ni la cola ni el cosido. Todo ello se diluye y lo que permanece es el mundo del autor.

Sabíamos que Kindle tendría que quedar en un segundo plano, como un libro físico, para que los lectores se abstraigan con el texto y se olviden de que están leyendo en un dispositivo. También sabíamos que no teníamos que intentar copiar hasta el último detalle de un libro – nunca podríamos clonarlo -, sino atribuirle nuevas prestaciones que nunca podría tener un libro tradicional.«


Seguimos en el día 1

Para finalizar, introduciremos el concepto de «Día 1». Para Jeff, el mantra más importante es «seguir en el día 1». El día 2 es el estancamiento y la comodidad; por eso, en Amazon siempre es el día 1 y ese espíritu debe inundar a todos los miembros de la empresa. Según él, la mejor forma de evitar caer en el día 2 y mantener la vitalidad del día 1 es centrarse en el cliente por encima de todo.

«Seguir en el día 1» se basa en permanecer alerta y tener la humildad necesaria para admitir que, a pesar del crecimiento, queda mucho por aprender. El cliente está satisfecho con tu negocio hasta que otro le ofrezca un servicio mejor, así que no conviene dormirse en los laureles.

Si quieres seguir en el día 1, te recomiendo hacerte con una copia de la obra. Puedes hacerlo aquí:

Y, si el liderazgo y la gestión de equipos te interesa, puedes echar un vistazo a mi obra «Liderar: Guía Básica No Oficial». No es tan buena como la de Jeff, pero creo que puede interesarte:

liderar Javier Teja

Recuerda, seguimos en el día 1.

Un abrazo, 😉

– Javier

Autopublicar tu obra III: cómo corregir y revisar tu libro

texto

Ya hemos visto cómo empezar a escribir una obra y cómo maquetarla. Ahora, veremos cómo corregir y revisar tu obra, tanto ortográficamente como en materia de estilo.

Corregir una obra no es difícil, pero requiere de paciencia, minuciosidad y atención. En este post abordaremos los pasos básicos, para que «ovra» quede perfecta.

La importancia de la corrección

Para un amante de la lectura, no hay mayor dolor de cabeza que leer una obra mal corregida. Las faltas de ortografía son una cosa, pero un libro sin coherencia y cohesión se convierte en una tortura para los ojos (como ver las nuevas remasterizaciones de Disney Channel y Carton Network).

corregir ben 10
En serio, ¿qué te han hecho?

Si quieres que tu obra sea legible, deberás revisarla a conciencia varias veces. Al publicar con una editorial, esta tediosa tarea queda en manos del corrector, pero, si estás leyendo esto, asumo que buscas publicar por tu cuenta y riesgo.

¿Puedes encargarte tú mismo de la corrección? La respuesta es sí y, a continuación, veremos cómo hacerlo.

Cómo corregir tu obra

Paso 1: corrección ortográfica.

Empezaremos por el paso más básico: corregir la ortografía de la obra. Es decir, las faltas y errores de ortografía. Se trata del proceso más sencillo, ya que, en cuestión de ortografía, no suele haber vuelta de hoja: o la palabra está bien, o has metido la pata.

Afortunadamente, este maravilloso invento llamado Internet nos facilita bastante la vida, poniendo a nuestra disposición correctores automáticos. Yo suelo escribir en Google Docs o Word, programas que cuentan con un corrector integrado muy eficiente. Básicamente, la práctica totalidad de las faltas se corregirán automáticamente (gracias Internet).

Sin embargo, nadie es perfecto. Depender únicamente del corrector automático es un error de principiante, tanto como no esconder la última galleta del paquete. La diferencia entre las faltas y la galleta es que, cuando vuelvas después de un tiempo, las primeras seguirán allí.

El proceso es sencillo:

  • Revisión del texto: manos a la obra. Abre el documento y revisa palabra por palabra, prestando atención a las erratas y los acentos. Si tienes dudas, puedes consultar la RAE.
  • Vuelve a corregir: una vez hayas revisado el libro, vuelve a hacerlo, como mínimo, otras 2 veces.

Paso 2: corrección de estilo

Tras corregir la ortografía, toca pasar al proceso más complejo: la corrección de estilo. Para que entiendas mejor a qué me refiero, te pondré un ejemplo de un texto sin coherencia y cohesión:

El hombre que llevaba la mochila al hombro se acercó a la casa y vio las ventanas abiertas y el hombre pensó que haría frío dentro y que el fuego se habría apagado. Pensaba en lo que había cazado por la mañana en el monte más cercano donde solía haber mucha caza y las liebres campaban a sus anchas sin temor a la caza de los humanos ya que él era el único que vivía por allí y no había mucha vida en muchos kilómetros.

Si te están sangrando los ojos, entenderás de qué hablo. El texto no contiene ninguna falta, pero provoca ganas de cerrar el libro y quemarlo. El objetivo de la corrección de estilo radica en hacer un texto agradable a la vista, coherente y dinámico.

En este caso, la solución no es tan clara, ya que el lenguaje del autor influye en gran manera. Aun así, existen consejos básicos para mejorar el texto:

  • Evita repetir estructuras y palabras: en el ejemplo anterior, podemos ver la repetición innecesaria de «el hombre» en la primera frase. Dentro de lo que cabe, es interesante evitar estas repeticiones, ya que dificultan la lectura fluida y restan coherencia al contenido.
  • Leer, leer y leer: sin duda alguna, el mejor consejo para mejor el estilo de tu texto es aumentar tu riqueza léxica. Y, para ello, nada mejor que la lectura. Este no es un consejo aplicable en el momento, sino a largo plazo, pero que supone la diferencia entre un escritor serio y un novel.
  • Negritas y resaltados: este no es un consejo específico del estilo, pero puede ayudarte a organizar mejor el texto. Una vez corregida la gramática y el estilo, puedes retocar el texto con negritas, cursivas, y resaltados. No es algo que mejore propiamente el estilo, pero queda más bonito.

Paso 3: corregir con ayuda

Tras corregir la ortografía y el estilo, podemos pasar al último paso: pedir la opinión de otros. Por mucho que nos esmeremos en la revisión, es inevitable que pasemos por alto muchas cosas.

Para mitigar esta problemática, la mejor opción consiste en pedir a amigos y conocidos que lean el borrador de tu obra. Diez ojos ven mucho más que dos, en especial si se trata de ojos críticos. Transmíteles que deben ser todo lo sinceros que puedan, que el fin de su lectura es co-crear una mejor obra. Y, si conoces a algún profesional y puedes pedirle ayuda, tanto que mejor.

Conclusión y servicios

Llegados a este punto, espero que tengas más claro cómo empezar la corrección de tu obra. Se trata de un tema compleja y subjetivo, pero estos han sido unos consejos básicos a la hora de corregir tu libro.

Al comienzo del post lanzaba la siguiente pregunta: ¿Puedo encargarme yo solo de la corrección y revisión? Como te decía, la respuesta es sí, pero tiene un matiz. Corregir un libro es un proceso complejo y, si quieres conseguir un acabado profesional, necesitarás práctica y experiencia.

Si quieres ahorrarte este paso, te recomiendo contratar los servicios de un profesional. Existen muchas ofertas en Internet, pero, si prefieres barrer para casa, puedes echar un vistazo a mis servicios:

Y, antes de despedirme, recordarte que tienes disponible la guía gratuita «6 pasos para autopublicar». Puedes conseguirla aquí:

Sin más que decir, nos vemos en la próxima. 😉

Un abrazo,

-Javier