Reseña «Crece y hazte rico», de Romuald Fons

Hoy hablaremos de un libro que llevaba esperando un tiempo: “Crece y hazte rico: 51 leyes para atraer el éxito y el dinero”, de Romuald Fons. Y, no, no es que necesite éxito y dinero (aunque luego os paso mi cuenta de Paypal, por si acaso). 

En realidad, este libro me interesaba por su autor. Para aquellos que no conozcáis a Romuald Fons, decir que se trata de uno de los mayores expertos en SEO (Search Engine Optimization, o lo que permite que tu web salga de las primeras en Google). Y, bueno… también está un poco loco. 

Por tanto, un libro con este título y Romu no eran una combinación corriente, lo que despertó mi curiosidad. Así que, aquí estamos. Vamos a ver qué nos ha preparado Romu.

¿Quién es Romuald Fons?

Como te decía, Romu es uno de los mayores expertos en SEO de la comunidad hispana, fundador de BigSEO y de su canal de Youtube Romuald Fons, entre otras. Para que te quede mucho más claro, te dejo un vídeo de José Pascual, donde analiza los inicios de Romu y el por qué de su éxito:

Romu es el Tony Stark del SEO, ya que sus métodos y su forma de comunicar es, como poco, diferente. Además, se caracteriza por ser franco y no tener pelos en la lengua. Por esta misma razón, que fuese a publicar un libro que lleve por título “Crece y hazte rico: 51 leyes para atraer el éxito y el dinero” me parecía extraño (son 13 palabras pero contienen más humo que las Fallas de Valencia). 

Sin embargo, he encontrado lo que esperaba: un libro directo y claro, que, aunque puede tocar temas de forma un tanto superficial, no se deja llevar por los típicos clichés del desarrollo personal. Y, para muestra, un botón:

«El enunciado cambia, pero el mensaje siempre es el mismo: tus ganas bastan para lograr lo que te propongas. Y no es cierto. Métete esto en la cabeza. Al universo le importa una mierda lo que tú quieras y lo motivado que estés. Desear  algo  con  todas  tus  fuerzas,  pensarlo,  soñarlo  o  necesitarlo  no  tiene  ninguna incidencia sobre la realidad.«

Habiendo aclarado que la ley de atracción es menos útil que el Congreso, podemos entrar en materia. Aunque Romu enuncia 51 consejos, yo he tomado aquellos pasajes que me han parecido más interesantes, los cuales veremos a continuación.

Las verdades de Romuald Fons

Verdad #1: Tu negocio no tiene por qué ser tu hobby🚫

Se ha escrito mucho sobre la necesidad de que te dediques a aquello que te haga feliz. Dicen que al trabajar en aquello que te apasiona nunca volverás a sentir que estás trabajando. Bueno, pues tanto Romu como yo coincidimos en que son tonterías:

“Ya  te  he  contado  que,  cuando  mi  futura  exmujer  se  quedó  embarazada,  yo decidí dejar aquel trabajo convencional que no me gustaba y monté una red social para coleccionistas que iba a ser la competencia de Facebook (porque a flipado  no  me  ganaba  nadie). El problema era que yo no había creado aquella red para pasármelo bien, ni para ser conocido o tener amigos: lo había hecho para ganar dinero con el que mantener  a  mi  familia. 

Yo  era  un  emprendedor,  no  un  postadolescente  con ganas  de  compartir  mi  afición.  Aquellos  meses  fueron  muy  divertidos,  y mentiría si dijera que no tengo unos recuerdos maravillosos de aquella época, pero desde el punto de vista económico fue literalmente una ruina. 

Y prosigue:

En ningún momento pensé en cómo iba a sacar dinero de todo aquello. En mi lista de prioridades y preocupaciones, el factor económico ni siquiera estaba entre las tres primeras. Por  eso  es  igual  de  importante  distinguir  entre  negocio  y   hobby  que  entre éxito  y  beneficio  económico. 

Hay  muchísimos  proyectos  que  pueden considerarse un éxito desde el punto de vista creativo, técnico, por su calidad, alcance  o  implantación,  y  aun  así  resultar  un  fracaso  económico.  El  mundo tecnológico y del emprendimiento está lleno de ejemplos de este tipo.”

Puede que te encante criar setas en el Ártico, pero si no da dinero, no es un negocio, por mucho que disfrutes abonando. Si quieres montar el nuevo Facebook y vivir de inversiones y rondas de capital, puedes hacerlo. Sería algo así como vivir de tus padres hasta que puedas vivir de tus hijos. Un planazo.

Porque, tal como dice Romu:

«A  la  gente  que  todavía  no  ha  fracasado  con  su  primer  negocio  le  cuesta  ver  lo evidente: que en su idea no hay dinero. Y no quieren verlo (ni oírlo) porque no tienen la mentalidad de un emprendedor que quiere ganar dinero, sino la de alguien que quiere convertir su  hobby en su trabajo.«


Verdad #2: La planificación y los planes de empresa son puro humo💨💨

«Desde  mi  punto  de  vista,  los  planes  de  empresa  son  puro  onanismo empresarial,  la  viva  imagen  de  un  emprendedor  haciéndose  una  paja  con  lo que  él  cree  que  pasará  en  el  futuro,  un  futuro  en  el  que,  especialmente  si  el plan de empresa es para conseguir financiación, las cosas siempre van en la dirección que le interesa.«

Si sabes cómo es Romu, podrás entender que el orden y la planificación no es uno de sus temas favoritos. Pero, creo que en este caso tiene razón: a menudo nos centramos tanto en planificar que no somos capaces de pasar a la acción.

Aun así, sé coherente. Presentarse en el banco para pedir 100.000€ sin un plan quizá no sea una buena idea. “No, que Romu me dijo que esto eran tonterías. Lo vamos viendo sobre la marcha”. Si eso te funciona, pásame el número de sucursal.


Verdad #3: Más codos y menos selfies (papá Romuald Fons) 💁‍♀️

«Por  eso,  cuando  alguien  me  dice  que  quiere  convertirse  en   influencer  de  lo que  sea,  mi  primer  consejo  es  que  deje  de  publicar  la  misma  mierda  que publica todo el mundo en el jodido Instagram (o donde sea) y que se ponga a trabajar.

A los expertos de verdad nunca les falta atención, ni clientes, ni negocio, ni dinero.  Así  que  no  lo  dudes.  Céntrate,  trabaja  duro,  sé  paciente  y,  cuando llegue el momento, salta a la palestra y déjalos con la boca abierta

Pues eso, que antes de ponerte frente a la cámara, al menos comprende lo que quieres transmitir. Hoy en día, es muy fácil vender humo y vivir de ello. Yo mismo lo intenté en su momento, hablando sobre cosas de las que no tenía ni la más remota idea. 

Las redes sociales son importantes para potenciar tu mensaje y llegar a posibles clientes, pero, primero, tienes que trabajar en lo que quieres comunicar. Por eso, más vale dedicar meses a trabajar en la sombra y, una vez preparado, lanzar tu idea al mundo que ir pregonando que vas a ser el mejor consultor de la historia sin saber hacer un Excel.

«He invertido mucho tiempo en formarme para llegar hasta aquí. Ahora en mi tiempo aporto mucho valor, y eso tiene un precio. Y te aseguro que, si eres bueno, siempre hay gente dispuesta a pagar.«


Verdad #4: Agilidad y la técnica de la escopeta🔫

«Y lo mismo se aplica a los negocios: no vale la pena ir despacio. 

La precaución solo sirve para estrellarse a cámara lenta.«

Al igual que en el apartado de la planificación, estas palabras hay que cogerlas con pinzas. En los negocios, hay que saber qué estamos haciendo y para qué, pero es cierto que muchas veces retrasamos los procesos por miedo al cambio.

El ejemplo más claro es el del emprendedor que pasa 5 años perfeccionando su idea y, cuando la saca al mercado, nadie la quiere. Para no caer en esta parálisis por análisis, Romu utiliza la técnica de la escopeta.

«Aplicando  la  técnica  de  la  escopeta,  de  la  que  ya  hemos  hablado,  decidí probar  diferentes  formas  de  captación  al  mismo  tiempo  y  comparar  su  ROI (que ya hemos dicho que es Dios) antes de invertir más recursos

.….

Si te encuentras en una etapa en la que ya solo estás puliendo detalles, quiere decir  que  ha  llegado  el  momento  de  pegar  otro  escopetazo  y  buscar  nuevas líneas de negocio de alto retorno, de centrar tu atención en esas tareas en fase de desarrollo que tanto se van a beneficiar de tu conocimiento y experiencia

La técnica de la escopeta consiste en lanzarte a probar distintas vías de negocio, ideas, metodologías de trabajo, oportunidades, etc. Básicamente, lo contrario a la recomendación de hacer foco en una cosa: aquí tocamos todas las opciones y nos quedamos con la que mejor funcione. Y, para elegir la mejor opción, analizaremos su ROI (Retorno de la Inversión, en castellano).

«Entender el ROI es el camino más corto hacia el éxito. Una vez que obtengas buenos resultados  de  tu  inversión,  lo  que  debes  hacer  es  reinvertir  esos  resultados  donde vayan a tener mayor retorno, y así sucesivamente.«


Verdad #5: Enseña el QUÉ, vende el CÓMO🔧

«En  el  capítulo  anterior  te  he  dicho  que  en  mi  canal  me  pasé  dos  años enseñando gratuitamente QUÉ hacer para crecer en YouTube. Y  también  te  he  explicado  que  1.500  personas  pagaron  750  euros  por  un curso sobre CÓMO crecer en YouTube. 

¿Ves la diferencia? Exacto, enseñé gratis qué hacer, pero no cómo hacerlo. Es muy diferente saber que tienes que aumentar la retención de tus vídeos a que te expliquen cómo aumentar esa retención.«

Este es uno de los consejos que me han resultado más interesantes. Si lo analizas, los grandes vendedores siguen esta técnica, aportando mucha información, pero guardándose parte de la solución. 

Puedo hablar de lo importante que es hacer caldos de hueso para tu salud intestinal, pero te cobraré por decirte cómo hacerlos. Por tanto, tu estrategia de comunicación deberá centrarse en divulgar, dejando el enseñar para tus contenidos de pago.

Conclusión

Pues, estas han sido mis 5 verdades sobre la obra. En el libro, podrás encontrar 46 más, así que te recomiendo echarle un vistazo:

romuald fons

Hasta que nos volvamos a leer, aplica la técnica de la escopeta, no seas un influencer de pacotilla y deja de comerte la cabeza planificando. 

Un abrazo, 😉

– Javier

Suscríbete a mi lista de correo y te mandaré consejos que te ayudarán a publicar tu libro. 

Cada día. Todos los días. 

Hasta que me canse o te canses, lo que ocurra antes.

Además, te regalo un ebook de autpublicación sobre manos, Don Limpio y unas duras declaraciones.

Deja un comentario